Blindar las residencias de mayores, el objetivo ante el previsible repunte

El Principado evaluará los geriátricos para detectar necesidades por el Covid-19

 La detección de un caso positivo de coronavirus de una usuaria de un geriátrico privado de la localidad de Candás, en Asturias, ha obligado a evacuar a sus veinte residentes
La detección de un caso positivo de coronavirus de una usuaria de un geriátrico privado de la localidad de Candás, en Asturias, ha obligado a evacuar a sus veinte residentes

El Gobierno del Principado ha iniciado una ronda de evaluación en todas las residencias del organismo autónomo Establecimientos Residenciales para Ancianos de Asturias (ERA) con el propósito de detectar posibles necesidades derivadas de la pandemia de la covid-19.

Esta iniciativa persigue también concienciar sobre la importancia de la vacunación contra la gripe, con el propósito de fomentar la inmunización en la próxima campaña entre la plantilla y las personas residentes, ha señalado este jueves la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, en rueda de prensa tras la celebración del Consejo de Gobierno.

Según ha explicado, esta medida ya se ha puesto en marcha y persigue reforzar, de cara al otoño, la protección del colectivo de mayores, uno de los más vulnerables ante el coronavirus.

Hasta ahora, la gerente del ERA, Ana Suárez, ha visitado los centros de Grado, El Cristo (Oviedo) y Clara Ferrer (Gijón) y mañana continuará en el Centro Polivalente de Recursos de Laviana.

La consejera ha subrayado que esta ronda de encuentros responde al objetivo del Gobierno de Asturias de conocer en profundidad la situación de cada una de las residencias públicas, así como las demandas de personal y usuarios.

«Estamos dispuestos a escuchar para dar la mejor respuesta», ha recalcado antes de sostener que el próximo otoño será «excepcional», por lo que será necesario realizar «todos los esfuerzos» para proteger a los más mayores, quienes han dado una lección «de entereza, aplomo y responsabilidad», a pesar de haber sufrido las consecuencias «más violentas» de la pandemia.

Desde el fin del estado de alarma el Gobierno asturiano ha celebrado reuniones periódicas con representantes de las familias, de las direcciones de los centros y de los agentes sociales para facilitar su participación en la gestión del sistema residencial y fortalecer la seguridad.

La consejera ha informado de que en los últimos catorce días se han detectado casos de coronavirus en nueve geriátricos y tres centros de discapacidad, que han afectado a dos usuarios, mientras que el resto de positivos corresponden a profesionales.

Por otro lado, ha asegurado que los efectos de la pandemia del coronavirus han evidenciado «más que nunca» la necesidad de realizar una «reflexión profunda» sobre el modelo de atención en las residencias de ancianos, para lo que se ha creado una mesa de trabajo en la que participan las asociaciones de familiares, la Federación de Asociaciones de Mayores (Fampa) y las patronales del sector.

Asimismo, se está tramitando la modificación de decreto de estructura y funcionamiento de organismo autónomo para la creación de un área centrada específicamente en la calidad, la seguridad y la atención.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Blindar las residencias de mayores, el objetivo ante el previsible repunte