Dos agresiones sexuales en un galeón histórico llevan al capitán a prisión

El hombre ha sido detenido después de haber recibido dos denuncias por delitos de índo sexual presuntamente cometidos entre Santander y Avilés


Han sido dos agresiones entre dos puertos diferentes, primero en Santander y después en Avilés. Pero ha sido en Asturias donde finalmente ha sido detenido el capitán del galeón Andalucía, que se encuentra atracado estos días en la villa asturiana, y que ha ingresado en prisión después de que recibir dos denuncias por delitos de índole sexual.

La víctima se encontraba a bordo de este barco que recrea las naves españolas del siglo XVII y, al parecer, habría sufrido la primera de las agresiones en Santander, la segunda en la singladura hacia Avilés. Fue tras atracar en el puerto asturiano cuando bajó a tierra e interpuso una denuncia que ha terminado con el registro del buque y la detención del capitán.

Según informó Europa Press, el capitán del Galeón Andalucía, que está atracado en el puerto de Avilés desde el pasado 16 de septiembre, ha ingresado en la Cárcel de Asturias después de haber sido detenido por dos presuntas agresiones sexuales a dos mujeres de la tripulación.

La voz de alarma la dio este viernes una de las víctimas cuando vio al capitán intentando meterse en su cama por la noche. La mujer, voluntaria en el barco, presentó denuncia y el presunto agresor fue expulsado del barco el sábado. Agentes de la Policía Nacional lo detuvieron esa misma mañana, después de conocer la existencia de otra denuncia por otra presunta agresión sexual presentada por otra de las tripulantes voluntarias en Santander.

La Policía continúa investigando los hechos, después de que el acusado acudiese al barco este domingo para reconstruir lo sucedido.

Santander era el primer muelle en que paraba el galeón después de los meses del estado de alarma. Según recoge la Fundación Nao Victoria «se trata de una réplica única de los legendarios galeones españoles que durante más de tres siglos surcaron el Caribe y unieron España con América y Asia. Un imponente navío de 55 ms. de eslora, de iroko y pino, obra maestra de nuestra carpintería de ribera, con seis cubiertas y casi mil m² de superficie vélica en sus siete velas, construido con cuidadoso rigor histórico».

Este barco, una réplica histórica de los galeones españoles, llegó al Muelle Niemeyer de Avilés el pasado 16 de septiembre y desde entonces permanece abierto al público. Fuentes de la Fundación Nao Victoria han asegurado a Europa Press que el navío puede seguir visitándose hasta el 27 de septiembre, tal y como estaba previsto, ya que la Policía ya terminó de procesar el barco. 

Comentarios

Dos agresiones sexuales en un galeón histórico llevan al capitán a prisión