Educación suma una nueva renuncia con la marcha de su jefe de gabinete

Pedro Pablo Rey Rodil deja el cargo de forma «consensuada» semanas después de la dimisión de  la directora de Planificación educativa

Pedro Pablo Rey Rodil
Pedro Pablo Rey Rodil

Con el inicio del nuevo curso, la Consejería de Educación sigue siendo la que mantiene la situación interna más convulsa del gabinete de gobierno regional. Tras la dimisión, hace apenas dos semanas, de la directora general de Planificación e Instraestructuras educativas, Ana Isabel López Isla; este viernes se ha producido un relevo en el organigrama del departamento con la marcha del jefe de gabinete, Pedro Pablo Rey Rodil, que según fuentes de la Consejería ha dejado el puesto de forma «consensuada» para ser sustituido por Blanca Esther Aranda, hasta ahora jefa de gabinete de la Consejería de Salud.

A pesar de que desde la consejería se ha recalcado que se trata de un relevo pactado, lo cierto es que viene a sumar un nuevo episodio de cambios internos que han afectado de manera singular a Educación, con diferencia, el departamento más señalado desde la oposición y también desde los sindicato en el inicio de la crisis a consecuencia de la pandemia.

El pasado 11 de septiembre, en la víspera del inicio del curso, se anunció la renuncia de Ana Isabel López Isla que apenas llevaba trece meses en su cargo. En la misma jornada, el Principado anunció que su relevo sería Cristina Vega Morán, directora del colegio Santa Bárbara de Lugones. Asturias retrasó casi un mes el inicio del curso, apurando hasta las últimas semanas de septiembre con la esperanza de una mejora en la situación epidemiológica, el pasado martes volvieron a las aulas los alumnos de Infantil y Primaria y el próximo lunes, 28 de septiembre lo harán los estudiantes de Secundaria y Bachillerato.

Los cambios en la Consejería se dieron el mismo día en que su responsable Carmen Suárez compareció en la Junta General para defender la gestión de su departamento y el compromiso de la comunidad educativa para tratar de asegurar «el derecho a la educación de calidad a pesar de la pandemia».

Según informó Europa Press, durante su comparecencia en la Comisión de Educación, a propuesta de Podemos, la consejera se ha referido al inicio del curso escolar y la organización de la actividad lectiva para remarcar que «cualquier planificación tiene que ser capaz de adaptarse a la evolución de la pandemia».

Suárez ha señalado que la incidencia del coronavirus en Asturias está por debajo de la media nacional y que se han elaborado estrategias para afrontar esta situación excepcional con flexibilidad. La rebaja de las ratios a 20 alumnos por aula y la contratación de más personal, la realización de pruebas PCR a todo el profesorado, así como la adquisición de equipos informáticos, están entre las medidas de la Consejería para este curso académico, según ha apuntado la titular de Educación.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Educación suma una nueva renuncia con la marcha de su jefe de gabinete