IU cierra la repetición de la votación de su coordinadora a la espera de la «Pax asturiana»

La coalición repite este sábado la elección de la coordinadora tras el acuerdo del verano con la dirección federal para elegir la asamblea por voto directo de los militantes

Una votación en la sede de Izquierda Unida de Oviedo
Una votación en la sede de Izquierda Unida de Oviedo

Este sábado Izquierda Unida de Asturias votará la elección de la coordinadora del partido (el organo de gobierno de la formación) y será la segunda vez que lo haga este año. En enero, cuando pocos podían imaginar que la vida cotidiana de septiembre se desarrollaría entre mascarillas y gel hidroalcohólico, la coalición celebró su asamblea regional en Gijón con la elección su directiva y un mes después la de su coordinador general actual, el diputado Ovidio Zapico. Pero aquel fue un cónclave contestado por el sector crítico en Asturias, el más cercano a las tesis garzonistas y de la integración con Podemos, un grupo que no participó en el proceso y que de hecho lo recurrió a la dirección federal. Y por eso, y una discrepancia prolonganda entre los estatutos de las organizaciones, ha tenido que repetirse ahora.

De forma telemática y también presencial (en las sedes de IU de distntos concejos pero también en algunas de CCOO a lo largo del territorios asturiano) los militantes de la formación votarán entre dos listas: la primera de ellas, la encabezada por el actual coordinador, Ovidio Zapico y que agrupa a buena parte de las corrientes y familias de la coalición en Asturias. La segunda está encabezada por Juan Ponte, que fue concejal en Mieres y también número dos de la lista común con Podemos en las elecciones generales, y que recoge las expectativas de quienes recurrieron la asamblea de enero. 

En aquela ocasión no se presentaron y consideraron inválido el procedimiento ya que la Coordinadora de Asturias se eligió por delegados, y no con el voto directo de todos los militantes (como sí se hizo en febrero para elegir al coordinador, Ovidio Zapico). Lo cierto es que los estatutos de IU en Asturias establecían que el método de los delegados era el vigente, aunque a la vez los generales exigían que se hiciera por sufragio directo y se establecía un periodo (que seguía vigente hasta el pasado verano) para que se adecuaran las reglas de una y otra organización. La reclamación ante la dirección federal, que fue atendida y obligó a repetir el proceso con los críticos considerando «ilegítima» la coordinadora asturiana amenazó con provocar, por enésima vez en los últimos años, una ruptura entre las organizaciones a uno y otro lado de la cordillera. Pero lo cierto es que la sangre no llegó al río, y si hubo una repetición de estos comicios que hoy se celebran, lo cierto es que se pactó de forma consensuada la manera de reeditarlos.

El julio se adoptó una solución de compromiso al pactar que la coordinadora se votara de nuevo en septiembre, esta vez con el sufragio directo de los militantes pero respetando los documentos políticos ya adoptados en el cónclave de enero. Esta nueva coordinadora, que surja de las urnas de este sábado, deberá ratificar al actual coordinador de Asturias.

Si bien la división entre grupos se remonta a discrepancias sobre la relación con Podemos y diferencias, que fueron grandes, entre la mayoría asturiana y la dirección de Garzón; lo cierto es que en el devenir político de los últimos años, y especialmenta la concrección del gobierno de coalición en La Moncloa, ha modificado muchos papeles. Desde la federación asturiana, los sectores mayoritarios y algunos dirigentes se han sentido reivindicados ya que, según destacaron ya en verano, el posicionamiento a favor de los acuerdos y de entrar en gobiernos ha sido la tónica de la formación asturiana en los últimos años.

Cabe señalar que, a diferencia de buena parte de los territorios del estado, en Asturias las relaciones entre IU y Podemos han sido complejas cuando no de abierta tensión. Acudieron por separado a los últimos comicios autonómicos y en buena parte de los municipales (con las excepciones de Langreo y Avilés) donde se agrupan buena parte de los apoyos del sector crítico asturiano. Pero la vida política da muchas vueltas, y la defensa de un entendimiento con los socialistas mantenida en Asturias y casi considerada herética durante los últimos años en la federal terminó por ser este año la posición oficial del partido, con un Alberto Garzón que hoy se sienta en el Consejo de ministros.

Con todo, es el sector crítico asturiano quien más tiene que ganar en los comicios repetidos de este sábado ya que en enero al no presentar candidatura se quedó sin cuota alguna en la coordinadora de enero. En la nueva obtendrá el porcentaje de representación que salga de las urnas. Con ese nuevo reparto y de no mediar sorpresa, se ratifica a Zapico como coordinador, debará alcanzarse la ansiada «pax asturiana» en el seno de IU.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

IU cierra la repetición de la votación de su coordinadora a la espera de la «Pax asturiana»