¿Cuánto cuesta una prueba PCR, un test rápido o un análisis serológico en una clínica privada?

Empresas y particulares recurren cada vez más a centros médicos y laboratorios

Las pruebas PCR permiten descubrir a las personas que están contagiadas
Las pruebas PCR permiten descubrir a las personas que están contagiadas

Redacción

Las clínicas y laboratorios han visto como la carga de trabajo se ha incrementado exponencialmente en los últimos seis meses como consecuencia de la pandemia de la COVID-19. La incertidumbre y el temor a estar contagiados y seguir transmitiendo el virus lleva a mucha gente a realizarse pruebas diagnósticas y de serología en centros médicos privados. También las empresas recurren a ellos para tener certificados de sus empleados cuando estos tienen que realizar viajes por motivos laborales o a la vuelta de los mismos. Pero ¿cuánto cuesta realizarse una prueba PCR, un test rápido o un análisis serológico en una clínica privada?

Pese a la alta demanda de pruebas PCR, las más fiables para conocer si se está infectado de COVID-19, el coste de las mismas ha descendido de un tiempo a esta parte respecto a los primeros meses de pandemia o cuando se decretó el estado de alarma, según confirman desde varios centros médicos. María Rodríguez, responsable del departamento de administración de la Clínica Rozona, da como explicación que al principio eran pocos los laboratorios en los que se analizaban las muestras y eso repercutía en que el precio fuera más elevado, además de que los costes por muestra también eran mayores. «Ahora hay más laboratorios que analizan esas pruebas, por lo que el precio ha bajado», señala María Rodríguez, que precisa que una prueba PCR que se vaya a hacer un particular tiene un coste de unos 150 euros, mientras que para empresas o grupos se aplica una rebaja en el precio. De igual modo, indica que hacerse un test rápido cuesta 50 euros y una prueba serológica con la técnica Elisa cuesta 60 euros. Aunque la diferencia de precio entre unas y otras es considerable, la más demanda por su fiabilidad es la PCR.

El doctor Pedro Mohedano, director de la Clínica SEMAD, coincide en que el precio ha bajado de un tiempo a esta parte. De hecho, en su centro médico el precio actual de la PCR es de 150 euros para particulares, aunque recuerda que en los comienzos de la pandemia era de 170 o 180 euros. «Han bajado y van a bajar más», prevé Mohedano, que explica que el nuevo test antigénico que se ha autorizado, con una sensibilidad del 93 por ciento y una especificidad del 98 por ciento (similar a la PCR),  puede desbancar a la que hasta ahora es la prueba más fiable para diagnosticar la COVID-19. Tal es así, que apunta que en los últimos dos meses en la Clínica SEMAD se han realizado más de 650 PCRs y unos 200 test de serología.

El mismo especifica que las personas que suelen acudir a hacerse una prueba es gente que estaba fuera y quiere saber su situación antes de tener contacto con familiares, sobre todo si son vulnerables, o gente que tiene que realizar un viaje bien por motivos laborales o por ocio «porque si van a otro país les van a pedir un certificado de PCR negativo», manifiesta el director de la Clínica SEMAD. Las empresas, dice, también suelen recurrir a los centros médicos privados para testear la salud de sus trabajadores.

María Rodríguez, de la Clínica Rozona, apunta que además de las personas que van a realizar viajes o los trabajadores de empresas, también acuden a realizarse pruebas padres separados cuando van a tener que hacerse cargo de los hijos. «En verano también gente que venía a visitar a su familia para evitar contagio a personas de riesgo o vulnerables», señala la misma, que corrobora que «la PCR es la prueba que más se solicita en la actualidad», aunque añade que «hasta junio se hacía mucho la prueba de anticuerpos con la técnica Elisa». Según comenta, las informaciones que apuntaban que no todas las personas generaban anticuerpos o que estos desaparecían después de un tiempo hicieron disminuir la solicitud de estas pruebas.

La Clínica Quirón Prevención de Oviedo trabaja mayoritariamente para empresas, aunque puntualmente atienden a personas que acuden a título particular a realizarse alguna de las pruebas que hacen para diagnosticar la COVID-19. El precio en este centro es de 125 euros más IVA para las pruebas PCR, de 60 euros más IVA para la serológica y de 50 euros más IVA para el test rápido.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

¿Cuánto cuesta una prueba PCR, un test rápido o un análisis serológico en una clínica privada?