La borrasca Álex se acerca a Asturias y será explosiva

Este viernes llega el primer temporal del otoño con lluvias intensas, fuertes vientos, grandes olas, descenso térmico e incluso nieve en las zonas de montaña

Un hombre intenta sacar fotos del temporal en San Esteban de Pravia, Asturias.
Un hombre intenta sacar fotos del temporal en San Esteban de Pravia, Asturias.

Será una borrasca explosiva, así que preparen el abrigo y el paraguas. La borrasca que producirá el primer temporal del otoño será finalmente explosiva y entre el jueves y el viernes la presión en el centro del ciclón caerá hasta 30 milibares en menos de 24 horas. La profunda borrasca ya ha sido bautizada como Álex por la Agencia Estatal de Meteorología, la primera con nombre de la temporada ciclónica en el Atlántico norte. La práctica de nombrar los sistemas de bajas presiones extratropicales surge fruto de la colaboración entre las agencias meteorológicas de España, Portugal y Francia.

La presencia de la borrasca Alex, situada entre el norte de Francia y las Islas Británicas, a partir del jueves y, sobre todo del viernes, dejará un descenso generalizado de las temperaturas, abundantes precipitaciones en el norte peninsular, viento fuerte y temporal marítimo.

El viernes las lluvias ya se empezarán a extender desde la mitad noroeste al resto de la península y a las Baleares, señala la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Ddichas precipitaciones pueden ser «intensas, persistentes y con tormentas», en Asturias, Galicia, Castilla y León, cornisa cantábrica, Pirineos y zonas montañosas.

Los vientos soplarán del oeste o noroeste y se prevé que sean fuertes o muy fuertes en amplias zonas, lo que propiciará temporal marítimo en zonas costeras y de alta mar del Cantábrico,  Galicia, Cantábrico y el Mediterráneo.

Las temperaturas también acusarán «un descenso significativo», con mayor intensidad en la mitad noroeste de la peninsular y con nevadas en zonas montañosas del norte y centro, sobre todo en la cordillera Cantábrica y Pirineos, donde la cota bajará hasta los 1.200-1.500 metros.

Aemet avanza que durante el fin de semana y primeros días de la semana que viene, la península aún seguirá bajo la influencia de la borrasca dejando un ambiente desapacible en amplias zonas, sobre todo en áreas del norte como Asturias.

Respecto a las temperaturas, estas comenzarán a recuperarse ligeramente en la mitad norte el sábado, y, de manera más apreciable y generalizada, a partir del domingo.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La borrasca Álex se acerca a Asturias y será explosiva