¿Se puede ir con mascarillas de tela al hospital?

El País Vasco y Galicia han comenzado a vetar el uso de estos tapabocas en centros sanitarios. El Principado exige quirúrgicas desde marzo

Mascarillas a la venta en el mercado de El Fontán en Oviedo
Mascarillas a la venta en el mercado de El Fontán en Oviedo

El País Vasco tuvo que anunciar a finales de este septiembre un veto a las mascarillas de tela en centros sanitarios. Primero en Gupúzcoa y luego en Vizcaya, se señaló que debían hacerlo ante la imposibilidad de saber si los utensilios están homologados o si llevan siendo utilizados más tiempo del debido sin la recomendada desinfección. La medida se extendió también a Galicia con recomendaciones constantes de que es preferible utilizar la clásica mascarilla quirúrgica. Pero ¿y en Asturias?

Lo cierto es que ya desde el inicio de la pandemia, en los meses de primavera, el protocolo asturiano es muy estricto a la hora de acudir a los centros sanitarios singularmente a los grandes hospitales como el HUCA en Oviedo o Cabueñes en Gijón. Desde marzo hay una persona encargada de proporcionar una mascarilla quirúrgica a cualquier persona que acceda al hospital. Si acude con una mascarilla de tela se le invita a cambiarla por la nueva que se le porporciona o, en todo caso, y si no quiere retirársela, a ponerse la quirúrgica por encima. Incluso en el caso de que llegara con una mascarilla quirúrgica, la normativa asturiana marca que se le debe dar una nueva, para empezar a usarla cuando se acceda al centro.

El Ministerio aconseja prestar especial atención a si vienen indicados esos ensayos y sus resultados e indica que la norma UNE asegura el cumplimiento de un estándar de calidad. Para las no reutilizables, la eficacia de filtración bacteriana (EFB) debe ser igual o superior al 95 %; para las reutilizables debe ser igual o superior al 90 %. En ambas la respirabilidad debe ser inferior a 60 Pa/CM2.

Además, en el etiquetado se tiene que aportar información sobre el nombre del producto, talla, duración, instrucciones, composición del material, mantenimiento, cómo lavarla y número máximo de lavados en caso de ser reutilizable.

Las exenciones del uso de mascarillas a pacientes con enfermedad respiratoria no tienen evidencia científica

Un grupo de científicos insta a los gobiernos a eliminar esta excepción

Las exenciones del uso de mascarillas a pacientes con enfermedad respiratoria no tienen evidencia científica, según ha puesto de manifiesto un grupo global independiente de médicos e investigadores en España, el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia, entre otros, en un estudio publicado en la revista European Respiratory Journal.

En este estudio, los investigadores concluyen que no utilizar mascarilla para evitar un ataque de asma o exacerbaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o de otras enfermedades respiratorias debido a un supuesto aumento de las presiones inspiratorias a través de una mascarilla está infundado.

«No hay evidencia que sustente esta excepción y que los pacientes con una enfermedad respiratoria tienen un alto riesgo de sufrir Covid-19 grave, en España, en el Reino Unido y en otros países donde rigen estas exenciones», han dicho los investigadores, por lo que, instan a los gobiernos a eliminar esta excepción.

Y es que, tal y como ha insistido el médico epidemiólogo del Servicio de Neumología del Hospital La Princesa en Madrid, miembro del covid-19  Clinical Network Knowledge Exchange Team de la OMS en Ginebra, y autor principal del estudio, Joan B Soriano, los pacientes con asma, EPOC u otras enfermedades respiratorias deben usar la mascarilla «sin excepciones».

No obstante, apostilla, si tienen insuficiencia respiratoria o una sensación de falta de aire al ponérsela, lo más recomendable es que limiten su actividad, especialmente al aire libre. «Si usted o un familiar suyo padecen asma, EPOC u otra enfermedad respiratoria crónica, use mascarilla para protegerse y proteger a los demás. Este es un virus nuevo y una enfermedad nueva, pero la información es clara y las decisiones individuales son fundamentales para derrotar esta pandemia», ha añadido la doctora del Instituto Woolcock de la Universidad de Sydney, presidenta de REG y también coautora del trabajo, Sinthia Bosnic-Anticevich.

Se estima que hay 545 millones de personas en todo el mundo que padecen una enfermedad respiratoria crónica, y no usar mascarilla puede conllevar un mayor riesgo de infección personal y grupal. «A falta de una vacuna eficaz debemos extremar al máximo las medidas de prevención, incluyendo el uso apropiado de las mascarillas. Esto incluye también y en especial a los pacientes respiratorios», ha zanjado el neumólogo del Hospital Universitario Vall d´Hebron/Vall d´Hebron institut de Recerca (VHIR) en Barcelona, Marc Miravitlles.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

¿Se puede ir con mascarillas de tela al hospital?