La pobreza sigue aumentando en Asturias: 36.000 personas más en un año

Uno de cada cuatro asturianos se encuentra en riesgo de exclusión social y, debido a la incidencia de la pandemia, se prevé que los datos sean aún peores en 2021

Voluntarios de la Cocina Económica de Oviedo preparan bolsas con el menú de comida y cena para entregar a las familias más necesitadas que acuden a esta entidad
Voluntarios de la Cocina Económica de Oviedo preparan bolsas con el menú de comida y cena para entregar a las familias más necesitadas que acuden a esta entidad

El 24,6 por ciento de la población de Asturias estaba en 2019 en riesgo de pobreza o exclusión social, un total de 251.863, una cifra que ha aumentado en 36.000 personas en un año y en 73.000 en relación a 2017, «una tendencia que se está incrementado» como apunta el informe Pobreza y Exclusión en Asturias de 2019

El presidente de Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Asturias (EAPN-AS), Héctor Colunga, que ha presentado el informe en la Junta General del Principado, ha subrayado que los malos datos que presenta este estudio se «agravarán» el año que viene debido a la incidencia de la pandemia del coronavirus sobre la economía y la exclusión social.

Según el informe, la tasa AROPE, que mide la población en riesgo de pobreza o exclusión social, ha subido en Asturias del 20,9 por ciento de 2018 al 24,6 por ciento en 2019,y, aunque se mantiene por debajo del promedio nacional del 25,3 por ciento, es la mayor cifra desde que se toman datos.

En relación a 2018, la tasa Arope ha crecido un 17,6 por ciento mientras que la media nacional se sitúa en un crecimiento del 3,1 por ciento, mientras que la tasa de pobreza severa se ha duplicado en 2019 (13,1%), lo que supone que la región tiene a 133.000 personas que están en pobreza severa, 64.000 más que el año pasado y 83.000 más que en 2008.

Colunga ha apuntado que «continua abriéndose la brecha de desigualdad, polarizándose los extremos, por lo que los que más tienen, cada vez tienen más, y los que menos, cada vez son más pobres».

«El empleo por sí solo no supone la erradicación de la pobreza», ha afirmado Colunga, que ha apuntado que la política de austeridad que se impuso en España después de la crisis de 2008 no ha sido «una buena receta» en favor de la desigualdad y el reparto de la riqueza y ha apuntado que «las decisiones en momentos de crisis han sido coyunturales sin perspectiva de inversión de futuro» .

Por su parte, el presidente de la Junta General del Principado de Asturias, Marcelino Marcos Líndez, ha subrayado que, «a pesar de la gravedad del problema, es preocupante la enorme insensibilidad que se manifiesta en esta sociedad civil del siglo XXI».

«Más que la existencia de chabolas parece que nos preocupa que estén cerca de nuestras casas», ha recalcado Marcos Líndez, que ha instado a que «se abandone la visión de la pobreza como algo inevitable y que se tome conciencia de que es un fenómeno social inadmisible tanto en el interior de cualquier sociedad como desde un punto de vista global».

Por último, el presidente de la Junta ha considerado como «básico» el compromiso para erradicar «los graves problemas que son la pobreza y la desigualdad», mediante la «implementación» de políticas que den cobertura a las necesidades de los más necesitados, informa Efe.

Comentarios

La pobreza sigue aumentando en Asturias: 36.000 personas más en un año