Toda la Escandalera queda para la protesta republicana

La Voz

ASTURIAS

El TSJA desestima la petición de trasladarla ante el Hotel de la Reconquista al verlo incompatible con «adecuados dispositivos sanitarios y de seguridad»

16 oct 2020 . Actualizado a las 13:11 h.

Después de que en los últimos años la protesta republicana paralela a la alfombra azul del Campoamor matuviera un constante tira y afloja con el Ayuntamiento de Oviedo a veces, y otras con el reparto de espacios con las fuerzas de seguridad sobre el grado de ocupación de la Escandalera que podría ocuparse (se le fue trasladando cada vez más lejos de la fuente), este año será toda ella para la protesta antimonarquica porque no podrá reunirse ante el Hotel de la Reconquista donde estarán reyes y premiados en esta edición.

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha confirmado la resolución de la Delegación del Gobierno de trasladar la concentración que había convocado la Corriente Sindical de Izquierda (CSI) contra la aplicación del plan de ajuste en Liberbank a la Plaza de la Escandalera y desautorizar su realización ante el Hotel de la Reconquista, donde esta tarde se celebrará el acto de entrega de los Premios Princesa de Asturias.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA ha dictado una sentencia hoy, viernes, que es firme, por la que desestima el recurso que había interpuesto el representante de CSI quien consideraba que la resolución de la Delegación del Gobierno, del pasado día 8, limitaba el ejercicio del derecho de reunión.

En su resolución, la Delegación del Gobierno acordaba que la concentración se llevara a cabo en la zona peatonal de la Plaza de la Escandalera y desautorizaba, por tanto, que se realizara a las 19 horas de este viernes delante de la puerta de entrada del hotel coincidiendo con el acto de entrega de los galardones.

El TSJA avala esta resolución al considerar que el derecho de reunión recogido en el artículo 21 de la Constitución Española «no es un derecho absoluto o ilimitado» y entiende que la coincidencia con el acto institucional que busca CSI para dar mayor visibilidad a su concentración, resulta «incompatible con la necesidad de contar con los adecuados dispositivos sanitarios y de seguridad inherentes a la celebración del evento».

La sentencia se apoya en el informe de la comisaria jefa regional de Operaciones que pone de relieve la necesidad de disponer de vías de comunicación despejadas con la finalidad de «garantizar su operatividad y con ello la seguridad ciudadana, así como el orden público».

Esta garantía exige «la necesidad de mantener despejada la única y exclusiva vía de entrada y salida de vehículos policiales con detenidos ubicada en la calle Gil de Jaz», frontal del Hotel de la Reconquista y cuyo tránsito, según la sentencia, «se vería seriamente afectado por la presencia de asistentes a la movilización comunicada».

El tribunal asegura que la limitación introducida por la Delegación del Gobierno no afecta al contenido sustancial o material del derecho de reunión y se encuentra, a su juicio, «plenamente justificada» por la motivación contenida en la resolución recurrida.