Caja Rural cierra el tercer trimestre con un beneficio de 18 millones

La cantidad neta supone una disminución del 35,5% respecto al mismo trimeste del año pasado

Sucursal bancaria y cajero automático de Caja Rural en Oviedo
Sucursal bancaria y cajero automático de Caja Rural en Oviedo

Caja Rural de Asturias ha cerrado el tercer trimestre de 2020 con un beneficio neto de 17,9 millones de euros, lo que supone una disminución del 35,5% respecto al año anterior, tras destinar 15,7 millones de euros a provisiones diversas para paliar el impacto de la pandemia de coronavirus.

La entidad bancaria mantiene la estrategia de «prudencia» seguida durante todo este periodo incrementando la cobertura total «de manera muy notable» para anticiparse a un mayor deterioro del escenario macroeconómico, según han informado.

Caja Rural ha señalado que todos los márgenes de la cuenta de resultados presentan «crecimientos significativos» que evidencian que la actividad de la Banca Cooperativa Asturiana se ha mantenido «a buen nivel» en este tercer trimestre.

En concreto, el margen de intereses alcanzó los 58,33 millones de euros, lo que supone un 2,3% más interanual. El margen bruto, que añade las comisiones, superó los 70 millones de euros, un 8,97% más. Hasta septiembre, la Caja mantuvo una actividad en el negocio de clientes que sigue creciendo en todas sus líneas a pesar del entorno: una solvencia reforzada, una morosidad contenida y una mejora considerable en la ratio de eficiencia. En cuanto al balance, los activos totales de la Caja alcanzaron los 5.427 millones de euros, un 25,22% más.

Respecto al volumen de negocio, la entidad logró un aumento interanual del crédito y los depósitos del 7,43% y del 13,90% respectivamente. Hasta el 30 de septiembre, un total de 13.525 nuevos clientes iniciaron su actividad financiera con la Caja. De ellos, 10.714 particulares, 1565 empresas y 1246 autónomos.

La solvencia marcó el cierre del trimestre con una ratio de capital CTE1 del 24% muy por encima de las exigencias regulatorias. La rentabilidad sobre recursos propios ROE se situó en el 5,37%, y la ratio de eficiencia fue del 49,45%, una mejora de cinco puntos básicos con respecto al año anterior.

La calidad crediticia se mantuvo sólida con una mejora en la morosidad del conjunto de la cartera que la situó en el 2,66% y una tasa de cobertura del 61,57%.

Financiación y moratorias

La Caja formalizó hasta el 30 de septiembre un total de 12.082 operaciones de préstamo y crédito por un importe superior a los 355 millones de euros de los que corresponden al sistema productivo más de 97 millones de euros.

Destacamos el dato de operaciones de inversión destinadas a nuevos clientes, 3.162 con un importe superior a los 87 millones de euros. Hasta septiembre, el número operaciones de financiación ICO fue de 2.882. De ellas, 1.455 fueron sin aval del estado y 1.427 con aval del Estado.

Desde el inicio de la crisis, Caja Rural de Asturias concedió un total de 729 operaciones de moratoria hipotecaria. Por último, destacar que la Caja mantiene el 100% de la red de sucursales abiertas con el menor riesgo para clientes y empleados y ha potenciado sus canales digitales para reforzar la atención en el nuevo entorno, informa Europa Press.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Caja Rural cierra el tercer trimestre con un beneficio de 18 millones