A juicio por una estafa múltiple a empresas de Asturias, Galicia y Valencia

El acusado afronta cuatro años de cárcel acusado de estafar a compañías como Metalux, Escayolas Basilio, Revesnor 2000 o Zanotti

Juzgados de la Audiencia Provincial de Oviedo
Juzgados de la Audiencia Provincial de Oviedo

La Fiscalía solicita una pena de cuatro años de cárcel para un acusado que será juzgado este miércoles por un delito continuado de estafa al engañar a varias empresas de Asturias, Galicia y Valencia de las que obtuvo materiales y equipamientos por una cantidad global de 141.389 euros que no abonó.

Según el escrito provisional del Ministerio Público, el acusado adquirió a varias empresas bienes y productos a lo largo del año 2013 con el propósito preconcebido de no abonar su importe y para ello creó varias sociedades a cuyo frente colocó como socio y administrador a un testaferro, aunque el procesado era el que las controlaba y gestionaba.

El testaferro constituyó una sociedad ante notario en la localidad de Vilagarcía de Arousa y la inscribió en el Registro Mercantil y la dio de alta en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) para dar apariencia de «seriedad empresarial» ante potenciales clientes que quisieran investigar su solvencia a la hora de contratar con ella.

Según la Fiscalía, el acusado había logrado que en las páginas de Internet que ofrecían públicamente información empresarial figurase que esa sociedad se hallaba vinculada a un conocido y solvente grupo empresarial, lo que no era cierto. Además, para hacer aún más opaca su identidad, el acusado utilizaba un nombre falso y pedía a sus empleados que le llamaran por él.

En abril de 2013, el acusado contactó con la empresa Metalux Asturias para la compra de material eléctrico y sus responsables, tras recabar información sobre la sociedad, le suministraron regularmente por importe total de 98.548 euros que no fueron abonados.

Dos meses después, el acusado se presentó ante la empresa Escayolas Basilio, domiciliada en Vigo, bajo el nombre falso de José Luis y como agente de la sociedad y expresó su interés en adquirirles material para dos obras que realizaba en dicha ciudad y en Bueu, a los que dejó sin pagar con el mismo engaño material por importe de 7.764 euros.

La misma operación utilizó al contactar con la empresa Revesnor 2000, domiciliada en el municipio pontevedrés de Meis, cuyos propietarios, «fiados de la apariencia de seriedad que la propuesta mostraba», le prestaron sus servicios por importe de 2.587 euros, sin que llegaran a cobrarlos.

El acusado realizó el mismo procedimiento con la empresa Zanotti Appliances, de Ribarroja de Turia, en Valencia, que le suministró siete equipos de refrigeración industrial por un valor total de 32.488 que tampoco pagó.

Según el relato fiscal, el acusado vendió cinco de estos siete equipos a una empresa que los instaló en una nave de congelados de su propiedad en Vilagarcía de Arousa. La Fiscalía pide que a la pena de prisión se sume el pago de una multa de 2.400 euros y que indemnice a las empresas por los bienes adquiridos y no abonados.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

A juicio por una estafa múltiple a empresas de Asturias, Galicia y Valencia