«Apenas se está considerando que podría haber una predisposición genética al contagio»

ASTURIAS

Ignacio de Blas Giral
Ignacio de Blas Giral

Ignacio de Blas, profesor de Patología Animal de la Universidad de Zaragoza, es uno de los once miembros del comité asesor del Principado en la lucha contra el coronavirus

14 nov 2020 . Actualizado a las 15:49 h.

Ignacio de Blas se lamenta de que en muchas ocasiones la sociedad tiene la concepción de que los veterinarios son los médicos de las mascotas, pero en realidad son de los principales expertos en epidemia, en su transmisión y, lo que es más importante ante un reto como el del Covid-19, el salto de virus animales capaces de infectar a los humanos. Profesor de Patología Animal de la Universidad de Zaragoza, ha pasado a formar parte del comité, de once miembros, que asesora al Principado en la segunda ola de la pandemia. En un contexto de auge de contagios y de aumento hasta el límite de la presión hospitalaria advierte de que esta es una enfermedad que va para largo.

-Dada su especialidad, ¿en qué cuestiones va a asesorar al Gobierno asturiano?

-Los epidemiólogos humanos llevan años sin trabajar con estudio de epidemias de enfermedades infecciosas, hay gente muy buena trabajando en la gripe, por ejemplo, pero muchos epidemiólogos trabajan en el tabaquismo, en el cáncer, porque es algo que, afortunadamente, en humanos cada vez tiene menos importancia. Pero los epidemiólogos veterinarios trabajamos con enfermedades infecciosas, con muchas enfermedades que son de origen animal y son con las que estamos acostumbrados a tratar. El veterinario está visto por la sociedad como un médico de animales, me pasa con alumnos que vienen con la idea de ser médico de perros y gatos, pero eso es sólo una parte muy pequeña de la actividad veterinaria, el veterinario es el garante de la salud pública humana a varios niveles, evitamos que los animales no estén sanos y puedan propagar enfermedades, garantizamos que los alimentos de origen animal sean aptos para el consumo humano y también participamos en desarrollo de medicamentos o investigación. Y sobre todo, trabajamos con poblaciones.

-Escuchar que un virus de origen animal puede infectarnos nos aterroriza a los profanos, ¿tenemos razones para aterrorizarnos, es algo que va a ir a más?