¿Es Asturias la comunidad con más restricciones? Así está el mapa de la pandemia

La mayoría de las Autonomías mantiene toques de queda y limitaciones a la hostelería y aforo en los comercios

Un grupo de personas esperan en el exterior de local de hostelería para ser atendidos en Oviedo
Un grupo de personas esperan en el exterior de local de hostelería para ser atendidos en Oviedo

Tras varias semanas de serias restricciones a la movilidad, el Gobierno asturiano anunció que habrá más flexibilidad en la actividad económica: el pequeño comercio, con superficies de exposición o de venta de 300 metros cuadrados como máximo, podrá abrir a partir de hoy y también se permiten mercadillos al aire libre. Siguen vigentes los cierres perimetrales del conjunto de la comunidad y los establecidos en los tres principales núcleos urbanos de Asturias, Oviedo, Gijón y Avilés a los que se han sumado en los últimos días varios concejos de la cuenca del Nalón, Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Laviana. La situación de Asturias no es única y la mayor parte de las comunidades haj establecidos a distinto ritmo y en diferentes grados limitaciones similares tanto para la movilidad como para la actividad económica.

Entre las comunidades vecinas, en Galicia, se han establecido restricciones no a nivel autonómico sino en determanidos municipios donde la incidencia es especialmente alta. Son 67 concellos en los que la hostelería permanece cerrada salvo para venta a domicilio, entre ellos se encuentras las ciudades de Vigo, A Coruña, Ourense, Santiago, Pontevedra, Lugo y Ferrol, que suman a buena parte de la población de la comunidad. Como en Asturias estas localidades tienen vigentes cierres perimetrales y no se permite entrar o salir salvo por cuestiones laborales o urgentes. También se han limitado las reuniones sociales a los convivientes. El toque de queda de Galicia empieza una hora más tarde que el asturiano, a las 23.00.

Al este, en Cantabria permanecen vigentes hasta el 2 de diciembre, por el momento, el cierre perimetral general de la comunidad y el del conjunto de sus municipios. La hostelería también está cerrada pero en interiores y se puede servir en las terrazas pero sólo hasta las 23.00 horas. También se han limitado a seis personas las reuniones sociales.

Al sur, en Castilla y León, una de las comunidades que más ha sufrido el impacto de la pandemia, las restricciones también son importantes pero localizadas. Por ejemplo, Burgos sufre las más intensas, con una limitación a tres personas de las reuniones sociales y cierre de teatros, cines, bibliotecas, museos y el deporte no profesional. En el conjunto de la comunidad está cerrada la hostelería, salvo venta a domicilio, y también los centros comerciales; pero se mantiene abierto el pequeño comercio.

En el País Vasco, está vigente un cierre perimetral de la región y de todos sus municipios, en principio hasta el próximo 10 de diciembre y las reuniones sociales están limitadas a seis personas. La hostelería está cerrada salvo para venta a domicilio y las actividades económicas y comerciales, salvo farmacias y gasolineras, deben cerrar a las 21.00 horas. También se han establecido limitaciones para actividad deportiva, sólo se puede hacer de forma individual salvo en competiciones profesionales, y hay límite de aforo en lugares de culto.

En Navarra, que ha tenido a lo largo de la pandemia una de las cifras más preocupantes de contagios, está vigente el cierre perimetral de la comunidad y un límite de seis personas en reuniones sociales hasta el 18 de diciembre. La hostelería está cerrada salvo para envíos a domicilio y los centros comerciales pueden abrir con un aforo del 40%.

La Rioja, otra de las comunidades más golpeadas por la enfermedad, también hay un cierre perimetral general en el territorio y la hostelería está cerrada en dos municipios, en Logroño y Arnedo. En el resto de la región, está limitado el aforo en establecimientos comerciales y no se permite el consumo en barra. Las reuniones sociales también están limitadas a seis personas.

En Aragón, hay un cierre perimetral que afecta a la comunidad y a las tres provincias, las reuniones sociales también están limitadas a seis personas. No se ha cerrado la actividad comercial ni la hostelería pero están limitadas, la primera debe cerrar a las 20.00, la segunda sólo en terrazas y al 50%. El servicio a domicilio debe cerrarse a las 22.00 horas.

En Murcia está establecido un cierre perimetral para el conjunto de la comunidad y también para sus municipios. La hostelería tuvo que cerrar el pasado 7 de noviembre aunque con la evolución de la enfermedad se flexibilizó la medida en una decena de municipios para abrir las terrazas. También están limitadas a seis personas las reuniones sociales.

En Castilla-La Mancha rige un cierre perimetral de la comunidad y un toque de queda desde la medianoche a las 6.00. Sus municipios se dividen en nivel 2 y 3 de restricciones; en el primero no se permite servir en barra a la hostelería y el aforo se reduce al 50% en interior y al 75% en terrazas. En el nivel 3, más restrictivo, la reducción de aforo llega al 30% y al 50% en terrazas. También están cerrados teatros, museos, cines y bibliotecas.

En Cataluña, con un cierre perimetral vigente, se preparan para una progresiva repartura en varios niveles, el 7 de diciembre se podrá viajar fuera del municipio, y las reuniones se ampliarán de 6 a 10 personas.  Este lunes la comunidad reabrió la hostelería con una distancia mínima de dos metros entre mesas y limitaciones de cuatro personas por mesa. En las terrazas no habrá limitaciones de aforo y en el interior será del 30%, que aumentará al 50% a partir del 7 de diciembre.

En la Comunidad Valenciana, el cierre perimetral afecta a la región y dos municipios concretos, Elda y Petrer. El aforo del comercio minorista está limitado al 50% y en la hostelería también a la mitad en las terrazas y al 30% en interior.

En Extremadura, los locales comerciales tiene un aforo máximo permitido del 40% y las reuniones sociales están limitadas a seis personas. La hostelería también sufre restricciones, en el interior el aforo al 40% y al 50% en las terrazas, no se permite servir en barra. Varios municipios tienen vigentes cierres perimetrales.

En Madrid, los cierres se aplican de forma discontinua, el próximo será en el puente del 4 de diciembre. La hostelería tiene restricciones del 50% en interior, no se puede servir en barra, y en terrazas se reduce el aforo al 75%. No se pueden admitir clientes desde las 23.00 horas.

En Baleares, rige un toque de queda, de 00.00 a 6.00 (salvo en la isla de Ibiza que es de 22.00 a 6.00) y también se limitan a seis las reuniones sociales. Hay restricciones a la hostelería, el aforo se limita al 50% si la capacidad máxima es superior a 50 personas y al 75% si es de menos de 50 y el mismo principio se aplica a las terrazas. El archipiélago aplica un cierre perimetral al municipio de Manacor.

En Canarias, las comunidad con mejores cifras, no hay toque de queda. las restricciones son las más suaves del Estado, para el pequeño comercio, un límite del aforo al 75%, más restrictivo, al 50% en Tenerife. La hostelería está abierta pero debe cerrar a la medianoche y en ella las reuniones sociales se limitan a diez personas.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

¿Es Asturias la comunidad con más restricciones? Así está el mapa de la pandemia