Barbón descarta plantear una desescalada con la actual tasa de incidencia

La Voz

ASTURIAS

Un comercio minorista de Gijón
Un comercio minorista de Gijón EFE | Juan González

La cifra de este indicador en Asturias es más del doble de lo que se considera riesgo extremo de contagio

25 nov 2020 . Actualizado a las 12:12 h.

La tasa de incidencia de la pandemia del coronavirus en Asturias tuvo un crecimiento exponencial desde octubre y, pese a haberse frenado a partir del 15 noviembre, se mantiene en cifras elevadas lo que hace inviable plantearse una desescalada de las medidas restrictivias en vigor. Así lo ha asegurado el jefe del Ejecutivo asturiano, Adrián Barbón, en su respuesta durante el pleno de la Junta General al portavoz de Foro, Adrián Pumares, que había pedido conocer cuándo prevé que finalice el cierre perimetral de los seis concejos incluidos en esta medida y qué protocolos establecerá para la reapertura completa, tanto de comercios como de la hostelería.

Barbón, que recordó que la tasa de incidencia acumulada a 14 días -que se considera de riesgo extremo cuando supera los 250 casos por cada 100.000 habitantes- en Asturias es de 579 casos por cada 100.000 habitantes, explicó que el Gobierno, que ha autorizado la reapertura desde hoy del pequeño comercio, ha actuado siempre «con el mismo rigor» tras escuchar a la ciencia, a los epidemiólogos y a los expertos en salud pública y que seguirá haciéndolo de forma que no se procederá a levantar el cierre perimetral de los concejos ni de la hostelería hasta que no lo aconsejen.

Tras mostrar varios gráficos que reflejan la evolución de la pandemia en las últimas semanas, el presidente ha incidido en que los datos demuestran que el comité de expertos constituido en el Principado «tenía razón» cuando advirtió de que las «drásticas» medidas adoptadas a partir del 4 de noviembre empezarán a tener efecto sobre la curva entre 14 y 21 días después de aplicarlas.