Arranca la cuenta atrás del presupuesto asturiano para la reconstrucción postpandemia

El gobierno autonómico presentará el miércoles el proyecto a la espera de sumar los apoyos suficientes con críticas al «desinterés» del PP

Barbon y Ana Cárcaba
Barbon y Ana Cárcaba

El Gobierno asturiano aprobará el miércoles el proyecto de presupuestos para 2021 sin haber definido aún con qué apoyos contará para sacarlos adelante en la Junta General tras la negociación de las últimas semanas con todos los grupos, excepto Vox, y de la que el PP se ha situado al margen por su «desinterés», a juicio del Ejecutivo regional.

El Gobierno, respaldado en una Cámara de 45 escaños por los 20 diputados del PSOE y el previsible apoyo de los dos de una IU con la que mantiene un pacto de legislatura, tendría suficiente con el respaldo de un solo parlamentario más para sacarlo adelante tras contar en 2020 con el apoyo de la coalición y con la abstención de una representante de Ciudadanos .

Además, ya ha avanzado que, a falta de concretar algunos aspectos, prevé elevar el techo de gasto a 4.685 millones de euros, un 12,6 por ciento más, en un presupuesto que incluirá un fondo de rescate para empresas afectadas por la crisis cuya cuantía no se ha cuantificado aún y que, según Izquierda Unida, debería situarse entre 100 y 150 millones de euros

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, que trasladará el proyecto presupuestario a la Junta el miércoles y cuya aprobación definitiva se produciría el 30 de diciembre, su portavoz, Melania Álvarez, ha centrado sus críticas en el PP por ampararse en la supuesta falta de datos que facilita el Ejecutivo para hacer propuestas que adolecen de falta de concreción.

En concreto, el PP ha pedido que el futuro fondo de rescate garantice que las ayudas lleguen a todos los sectores afectados sin exclusiones, que tengan carácter retroactivo desde el inicio de la emergencia sanitaria el pasado mes de marzo y que estén disponibles a 1 de enero.

Para Álvarez, mientras el PP muestra «desinterés» por un acuerdo «más necesario que nunca» en el actual escenario de pandemia dado que los presupuestos deben ser «la gran herramienta» para la recuperación económica de Asturias, tanto Ciudadanos como Podemos, IU y Foro han demostrado en la negociación su voluntad de diálogo y su disposición a alcanzar acuerdos.

«Esperábamos mucha más voluntad negociadora del principal partido de la oposición. En su caso los hechos lo dicen todo y su implicación en el proceso negociador deja claro que la voluntad de diálogo no está entre sus prioridades mientras que otros grupos llevan semanas trabajando y esforzándose por un acuerdo», ha subrayado la portavoz del Gobierno.

Las demandas de Oviedo

En relación con las futuras cuentas, el presidente del Principado, Adrián Barbón, ha mantenido una reunión telemática con el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, que le ha emplazado a no dejar a la ciudad relegada en los presupuestos de 2021 y que reciba una inversión acorde con su volumen de población, que representa el 22 por ciento del conjunto de Asturias.

«No pido un 22 por ciento, pero entre el 22 y el 2 hay una gran diferencia», ha señalado Canteli en alusión al porcentaje de inversión que correspondía a Oviedo en las cuentas de 2020 de las que, asegura, sólo se ejecutaron 300.000 euros -el 4,7 por ciento- de los 7 millones previstos para la ciudad.

Para la portavoz del Gobierno, la reunión de Barbón con Canteli forma parte del calendario «fluido» y «habitual» de encuentros que el presidente mantiene con los distintos alcaldes «desde la cercanía y la colaboración» y que ha servido para que el regidor ovetense trasladara diversas propuestas que han sido escuchadas por el jefe del Ejecutivo.

La tramitación parlamentaria

Además, la Mesa de la Junta General ha fijado, tras el acuerdo previo de los portavoces de los grupos, el calendario para la tramitación del proyecto de Ley de Presupuestos que será trasladado a la Cámara el próximo miércoles por la consejera de Hacienda, Ana Cárcaba.

Con tres días de antelación respecto al pasado ejercicio, la Mesa admitirá a trámite el texto ese día y la Presidencia abrirá el plazo para solicitar las habituales comparecencias de los miembros del Gobierno sobre el texto, que se celebrarán entre el 9 y el 16 de diciembre.

A continuación se abrirá el plazo de presentación de enmiendas de totalidad -cuya aprobación determinaría el rechazo a las cuentas y obligaría a prorrogar las cuentas de 2020- que se podrán registrar hasta el 22 de diciembre con lo que, al día siguiente, se celebraría el pleno para debatir y votar las que se presenten.

En caso de ser rechazadas el presupuesto saldría adelante y solo quedarían por tramitar las enmiendas parciales -limitadas al cambio de partidas en el seno de las cuentas de cada Consejería- cuyo debate y votación se llevaría a cabo en un pleno el 30 de diciembre.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Arranca la cuenta atrás del presupuesto asturiano para la reconstrucción postpandemia