«A la literatura le debo muchas cosas, quizá hasta una disculpa»

ASTURIAS

El asturiano Pablo Rodríguez lanza su primer poemario
El asturiano Pablo Rodríguez lanza su primer poemario

El asturiano Pablo Rodríguez, afincado en Madrid, lanza su primer poemario

08 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Madrid, color y dolores (Ed. Café Literario Editores) es el primer poemario que ve la luz del asturiano Pablo Rodríguez Calzado (Avilés,1990). Pablo cambió su Piedras Blancas natal por Madrid, para tratar de vivir por y para la literatura

-¿Qué le llevó a escribir este libro?

-Todo empezó hace años con el Romancero gitano de Lorca, ese libro me cambió la vida y fue la causa de que yo empezase a escribir. Yo vivo en Madrid y me apetecía contar la ciudad: su gente, sus historias, sus problemas y alegrías.

-¿Por qué poesía?

-Yo tengo mucho la cultura de cantautor, desde pequeño, de ahí me viene el amor a las letras. Partiendo de aquí y empapándome de lecturas empecé a escribir poesía.

-Ha optado por el soneto, una composición clásica.

-Me gusta su musicalidad. El verso libre ha tomado mucha fuerza, es algo maravilloso, pero creo que se pierde un poco el sentido del ritmo, de la rima y de la metáfora.

-¿Cómo ha sido el proceso creativo?

-Me llevó mucho esfuerzo. Más que talento y amor al arte, es dedicación y echarle horas. Tengo mucho descrédito de la inspiración o las musas. El concepto romántico de la poesía es algo que hemos cultivado los autores durante años, como algo mágico, y no. Es un trabajo que hay que echarle horas y sacrificio, al igual que el mecánico en el taller o el médico en la consulta, sólo que, en este caso, juntando palabras.

-El libro se titula Madrid, color y dolores. ¿Cómo acabó en Madrid uno de Piedras Blancas?

-Estudié Trabajo Social y trabajaba en un bar en Piedras, siempre me atrajo mucho la ciudad, esa gran urbe, su ruido. Vine a Madrid por probar, me sentí muy cómodo y feliz, y aquí me quede: obsesionado con la literatura y pa´lante.

-Decía Francisco Umbral que Madrid era un género literario.

-Totalmente de acuerdo. Madrid es que es un género artístico, no sólo literario. Es la máxima representación de España, de este maravilloso país. Es un pueblo grande donde uno se siempre se siente acogido y en casa.

-¿Qué da color a su vida?

-La poesía.

-Y, ¿qué le produce dolor?

-No tener tiempo para tener color. Lo que me da dolor es la incapacidad de poder dedicar más tiempo a la poesía, por el exceso de trabajo. Y el sufrimiento ajeno, que me importa y quisiera que me importase más.