Asturias usará los test de antígenos para cribados específicos

El consejero de Salud señala que la situación de Asturias aún es «crítica» aunque «hay visos de mejora»

El consejero de Salud del Principado de Asturias, Pablo Fernández Muñiz
El consejero de Salud del Principado de Asturias, Pablo Fernández Muñiz

El consejero de Salud, Pablo Fernández, ha advertido hoy de que la situación en Asturias sigue siendo «crítica» porque, pese a que «hay visos de mejora», aún no se ha conseguido frenar la transmisión comunitaria en esta segunda ola, «que golpea con fuerza». El consejero también respondió a preguntas de los grupos sobre el uso de los test de antígenos destacando que la apuesta de Asturias seguirá basándose fundamentalmente en los PCR por ser más fiables.

«Aunque los indicadores vislumbran un cambio de tendencia, no dejan de ser muy elevados y han obligado a tomar medidas difíciles, pero que han sido eficaces», ha reconocido el consejero, que ha insistido en que «sería un error» que los asturianos bajasen ahora la guardia y se relajasen, por lo que se ha mostrado partidario de mantener restricciones tendentes a reducir la movilidad y los contactos, «que sigue siendo la clave».

Fernández ha comparecido hoy ante la Comisión de Salud de la Junta General para responder a doce preguntas relacionadas con clínicas privadas, salud mental, el Hospital de Cabueñes, la evolución de la pandemia, la línea telefónica de atención sobre la covid, los test antígenos o el protocolo de rastreo de casos de coronavirus.

Sobre ese último punto, el consejero ha señalado que en Asturias hay actualmente de 316 rastreadores de coronavirus en el segundo nivel, once más de los precisos para que se considerase que la región se encuentra en un nivel óptimo.

En concreto, hay 226 profesionales civiles y 90 militares asignados al segundo nivel de rastreo de contactos estrechos, lo que supone más de 31 por cada cien mil habitantes, uno más de los que se considera el nivel óptimo para el rastreo de casos.

Unos 2.200 profesionales de Atención Primaria son los encargados de realizar el primer contacto y de remitir la información al segundo nivel, mientras que en el tercero hay otros 110 encargados de tomar muestras y de comunicarse con los pacientes.

Ante la denuncia del coordinador de IU, Ovidio Zapico, de que «no hay un control efectivo» de la movilidad ni de los aislamientos ni sobre cuarentenas y que hay «positivos por la calle que son un vector importante de propagación del virus», el consejero ha afirmado que en colaboración con las fuerzas de seguridad se reforzará la vigilancia de cuarentenas y aislamientos.

Al ser preguntado por la detección temprana en residencias de ancianos, el titular de Salud ha señalado que «se hacen cribados continuos» que han permitido detectar muchos casos y evitar brotes en unas residencias que albergan a 13.500 usuarios y 8.500 trabajadores.

El 25 de noviembre, según los datos del consejero, había además 167 centros residenciales intervenidos en los que se había designado personal público para dirigir la actividad asistencial, si bien la diputada de Ciudadanos Laura Pérez ha denunciado «fallos en las medidas de control» por el elevado número de fallecidos y contagios que se han dado en ese ámbito.

Fernández ha señalado, además, que el centro de atención telefónica puesto en marcha hace dos semanas ha recibido ya más de 78.700 llamadas y que ha sido fundamental para mejorar la comunicación con los ciudadanos con los servicios sanitarios durante la segunda ola de la pandemia.

En cuanto al uso de los test de antígenos que empezaron a repartirse por centros de salud y urgencias de toda la comunidad autónoma el pasado 12 de noviembre, el titular de Salud ha insistido en que las PCR siguen siendo las pruebas más fiables y las que más se seguirán usando en la comunidad.

Los test de antígenos, que «pueden ser útiles, pero que deben tomarse con precaución porque tienen una sensibilidad inferior», se utilizarán en Asturias en personas con síntomas que estén en contacto con el sistema sanitario y en los cribados complementarios que se lleven a cabo en centros residenciales, tanto entre usuarios como trabajadores, según el consejero. En este sentido, y según citó Europa Press, el consejero  afirmó que «no van a caer en el error de entrar en un debate político en lo que puede ser una controversia técnica» y ha añadido que «es ridículo que los políticos se pongan a debatir cuándo sirven o no los test».

Fernández ha explicado que la utilización más clara de estos test está determinada para personas con síntomas dentro de los primeros cinco días del inicio de los mismos y así se establece en el protocolo del Ministerio, que establece cuáles son los posibles y diferentes usos.

En respuesta a una pregunta formulada por el secretario general de Podemos, Daniel Ripa, el consejero ha señalado que en Asturias «no ha habido necesidad de echar mano» de la sanidad privada para hacer frente a la pandemia de coronavirus en la región, dado que los recursos de la red pública han sido suficientes «para prestar el mejor servicio» y porque los hospitales privados decidieron no hacerlo.

En cuanto a la situación del personal en el Hospital de Cabueñes, el consejero ha señalado que a 12 de noviembre se habían contratado 542 profesionales por encima de plantilla -115 enfermeras, 200 técnicos en cuidados de enfermería, 98 auxiliares administrativos, 107 celadores, 7 facultativos y 10 técnicos de laboratorio y residentes de último año también-, que se han creado equipos multidisciplinares e incrementado la colaboración con otros hospitales y áreas sanitarias; según recogió EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Asturias usará los test de antígenos para cribados específicos