Asturias usará los test de antígenos para cribados específicos

La Voz

ASTURIAS

El consejero de Salud del Principado de Asturias, Pablo Fernández Muñiz
El consejero de Salud del Principado de Asturias, Pablo Fernández Muñiz

El consejero de Salud señala que la situación de Asturias aún es «crítica» aunque «hay visos de mejora»

30 nov 2020 . Actualizado a las 12:20 h.

El consejero de Salud, Pablo Fernández, ha advertido hoy de que la situación en Asturias sigue siendo «crítica» porque, pese a que «hay visos de mejora», aún no se ha conseguido frenar la transmisión comunitaria en esta segunda ola, «que golpea con fuerza». El consejero también respondió a preguntas de los grupos sobre el uso de los test de antígenos destacando que la apuesta de Asturias seguirá basándose fundamentalmente en los PCR por ser más fiables.

«Aunque los indicadores vislumbran un cambio de tendencia, no dejan de ser muy elevados y han obligado a tomar medidas difíciles, pero que han sido eficaces», ha reconocido el consejero, que ha insistido en que «sería un error» que los asturianos bajasen ahora la guardia y se relajasen, por lo que se ha mostrado partidario de mantener restricciones tendentes a reducir la movilidad y los contactos, «que sigue siendo la clave».

Fernández ha comparecido hoy ante la Comisión de Salud de la Junta General para responder a doce preguntas relacionadas con clínicas privadas, salud mental, el Hospital de Cabueñes, la evolución de la pandemia, la línea telefónica de atención sobre la covid, los test antígenos o el protocolo de rastreo de casos de coronavirus.

Sobre ese último punto, el consejero ha señalado que en Asturias hay actualmente de 316 rastreadores de coronavirus en el segundo nivel, once más de los precisos para que se considerase que la región se encuentra en un nivel óptimo.

En concreto, hay 226 profesionales civiles y 90 militares asignados al segundo nivel de rastreo de contactos estrechos, lo que supone más de 31 por cada cien mil habitantes, uno más de los que se considera el nivel óptimo para el rastreo de casos.

Unos 2.200 profesionales de Atención Primaria son los encargados de realizar el primer contacto y de remitir la información al segundo nivel, mientras que en el tercero hay otros 110 encargados de tomar muestras y de comunicarse con los pacientes.

Ante la denuncia del coordinador de IU, Ovidio Zapico, de que «no hay un control efectivo» de la movilidad ni de los aislamientos ni sobre cuarentenas y que hay «positivos por la calle que son un vector importante de propagación del virus», el consejero ha afirmado que en colaboración con las fuerzas de seguridad se reforzará la vigilancia de cuarentenas y aislamientos.

Al ser preguntado por la detección temprana en residencias de ancianos, el titular de Salud ha señalado que «se hacen cribados continuos» que han permitido detectar muchos casos y evitar brotes en unas residencias que albergan a 13.500 usuarios y 8.500 trabajadores.