La biomasa en el océano profundo retiene el CO2 de cientos de años

La Voz

ASTURIAS

Imagen del fondo del océano
Imagen del fondo del océano

La Universidad de Oviedo participa en el estudio de este hallazgo, que supone un aliado marino contra el cambio climático

01 dic 2020 . Actualizado a las 15:06 h.

Un estudio de la Expedición de Circunnavegación Malaspina, con colaboración de la Universidad de Oviedo y liderado por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, ha descubierto que la biomasa de animales en el océano profundo es mucho mayor de la estimada hasta ahora y juega un papel fundamental en la captura de CO2.

Los animales que se alimentan en las capas productivas superiores de los océanos durante la noche migran a capas más profundas durante el día, transfiriendo energía y materia orgánica a las poblaciones meso y batipelágicas. Estos flujos representan un aliado marino contra el cambio climático, ya que fomentan el secuestro de carbono durante cientos de años en el océano.

Por lo tanto, el hallazgo implica un papel mucho más importante de la fauna marina en el transporte de carbono, sugiriendo opciones para mejorar el secuestro de carbono oceánico para mitigar el cambio climático. El artículo en el que se detalla la investigación, que ha visto la luz en la revista Nature Communications, tiene como primer firmante a Santiago Hernández-León, catedrático de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, mientras que por la Universidad de Oviedo ha participado el catedrático José Luis Acuña, del Departamento de Biología de Organismos y Sistemas.