El nuevo requisito para los beneficiarios del salario social en Asturias: apuntarse al paro

Este cambio que busca adaptar la prestación asturiana al nuevo Ingreso Mínimo Vital del Estado, reducir las cargas burocráticas a los beneficiarios e incentivar la búsqueda de empleo entre este colectivo

Un hombre ataviado con una máscara sanitaria pasa frente a una oficina pública de empleo cerrada, en Oviedo.
Un hombre ataviado con una máscara sanitaria pasa frente a una oficina pública de empleo cerrada, en Oviedo.

Según los últimos datos del Ejecutivo regional habrá más de 21.000 beneficiarios del salario social en Asturias. Eso sí, tendrán la obligación de inscribir como demandantes de empleo a las personas que conformen la unidad económica de convivencia independiente y que estén en edad laboral, un requisito que hasta ahora no se les exigía.

Así figura en el borrador la modificación del vigente reglamento del salario social elaborada por el Ejecutivo y que hoy ha salido a información pública, un cambio que busca adaptar la prestación asturiana al nuevo Ingreso Mínimo Vital del Estado, reducir las cargas burocráticas a los beneficiarios e incentivar la búsqueda de empleo entre este colectivo.

La normativa, que aún deberá ser aprobada por el Consejo de Gobierno, incide en que resulta necesario modificar algunos aspectos para evitar situaciones que desvirtúan el espíritu del salario social, «una prestación económica diferencial, complementaria y subsidiaria de cualquier otro tipo de recursos, derechos, rendimientos de bienes y prestaciones sociales económicas».

Otro de los efectos del establecimiento de la nueva prestación de la Seguridad Social es la obligatoriedad expresa de solicitar la misma con carácter previo al salario social básico, con el objeto de no producir duplicidades e ineficiencias en la gestión. Además, dentro de las medidas para procurar una mayor agilidad en la tramitación, el futuro decreto generaliza el uso de la declaración responsable en todos los procedimientos, la simplificación de la valoración de recursos y la modificación de diversos aspectos del procedimiento de la revisión del salario social.

De esta forma, se agilizarán las revisiones motivadas por el empleo temporal de las personas perceptoras de la renta mínima, lo que les permitirá que sólo tengan que notificarlo una vez año, por lo que podrán aceptar nuevos trabajos sin ocasionarles tantas cargas burocráticas y sin dejar de cobrar la prestación dado que su situación se regularizará una vez finalizado el año natural. En cuanto a las modificaciones para incentivar el acceso al empleo y la formación, el borrador modifica las deducciones de los ingresos provenientes del trabajo por cuenta ajena y propia con especial consideración a aquellos derivados de la participación en planes o programas de empleo, y dentro de estos, los destinados a jóvenes, informa EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El nuevo requisito para los beneficiarios del salario social en Asturias: apuntarse al paro