Acuerdo para levantar el cierre patronal en la acería de Gijón

CCOO y CSI se comprometen a someter en asamblea una propuesta para poner fin a los paros

Asamblea trabajadores Arcelor
Asamblea trabajadores Arcelor

Redaccion

La dirección de Arcelormittal ha accedido este domingo a levantar el cierre patronal en la acería de Gijón, mientras que CCOO y CSI se han comprometido a someter mañana en asamblea una propuesta para poner fin a los paros de dos horas por turno que desde hace más de diez días se llevan a cabo en estas instalaciones.

El acuerdo ha sido alcanzado durante la reunión que ambas partes mantuvieron hoy en el Servicio asturiano de solución extrajudicial de conflictos (Sasec) para tratar de acercar posturas ante el conflicto laboral abierto en esas instalaciones, informaron fuentes sindicales.

Este nuevo encuentro se llevó a cabo hoy entre llamadas del Gobierno asturiano para que se acercaran posturas y se pudiese consensuar una posición común que pusiera fin al conflicto laboral en la factoría siderúrgica asturana.

Fuentes sindicales han informado de que la multinacional siderúrgica accedió hoy a levantar el cierre patronal decretado el jueves en la acería de Gijón a raíz de que los convocantes de los paros en protesta por los ajustes de empleo propuestos para la acería se comprometiesen a someter a votación el fin de la protesta.

La dirección de la siderúrgica, según fuentes sindicales, mantenía desde el inicio de la negociación que se levantaría el cierre patronal si se desconvocaba esa huelga.

Finalmente, la dirección también accedió a negociar más en profundidad el futuro de la sección de largos, como reclamaban los sindicatos, y a trasladar a los sindicatos más información sobre la situación de estos talleres, mientras que los sindicatos renunciaron a que se realizase una auditoría externa.

El presidente del comité de empresa, Iván Rodil, había pedido ayer a los sindicatos convocantes un «gesto de generosidad dada la gravedad de la situación» puesto que el cierre de la acería afectaba a otras instalaciones como los trenes de carril y alambrón.

CCOO y CSI iniciaron el 25 noviembre paros de dos horas por turno para exigir un plan de viabilidad para la división de Largos de la acería de Gijón, cuyas negociaciones no terminaban de dar fruto, y para que se retirase la propuesta de suprimir 23 empleos de la factoría, entre otras medidas.

Para estos sindicatos, la empresa debe presentar un plan de viabilidad para los talleres de largos fundamentado en datos económicos y productivos, que dé garantías reales de futuro a las instalaciones, que priorice el mantenimiento del empleo y que permitar retornar a la senda de la viabilidad.

Ante esta situación, ArcelorMittal aplicó el jueves el cierre patronal en la acería de Gijón, con 320 trabajadores, al alegar que el seguimiento de los paros hace imposible continuar con el proceso productivo «sin poner en grave riesgo las instalaciones y especialmente y de manera principal a las personas», informa Efe.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Acuerdo para levantar el cierre patronal en la acería de Gijón