Este es el Wayfinder, el megayate de lujo auxiliar de otro de superlujo

La Voz BURELA/ LA VOZ

ASTURIAS

Xaime Ramallal

Armón Burela ha botado el catamarán de 68 metros para una de las mayores fortunas del planeta

10 dic 2020 . Actualizado a las 22:36 h.

Amarrado en el puerto de Burela luce con su imponente porte un megayate de lujo que apoyará a otro de superlujo. De la veintena en activo en el mundo concebidos como buque auxiliar o de servicio, que se sepa solo hay dos con casco de catamarán. Ambos tienen sello gallego porque han sido construidos por Armón Burela. Después de meses de trabajo en sus gradas, a salvo de miradas ajenas, en la marea alta de las once de la mañana de este jueves se deslizó por las rampas de esos astilleros el Wayfinder, tocando mar por primera vez.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Construido en aluminio y pintado de blanco, el espectacular navío cumplió con creces las expectativas que había generado al trascender que mide 68,2 metros de eslora y 14 de manga, que cuenta con cuatro cubiertas y que su calado de 2,40 metros le permite navegar muy cerca de la costa. Ha sido proyectado y diseñado por la empresa australiana Incat Crowther, con asistencia técnica de la norteamericana YCTS, y el diseño interior es de la firma vasca Oliver Design.

Nada se sabe oficialmente sobre el propietario de un buque de soporte de otro más grande. Confidencialidad blindada por contrato preserva casi todo sobre en este paso más en la exclusividad del superlujo flotante. Al dueño lo sitúan en los primeros puestos de la lista Forbes, la que incluye a los más ricos del mundo. Tal es el secreto que el catamarán salió del astillero sin nombre, rompiendo la norma habitual porque la botadura es su bautizo. La próxima primavera, cuando prevén entregarlo al armador, se verificará si se llama Wayfinder y si su puerto base es George Town, en las Islas Caimán.