Denuncian el abandono «crónico» del colectivo investigador asturiano

AFIA sostiene que 200 investigadores llevan año y medio esperando que la Universidad de Oviedo aplique un ajuste salarial que en algunos casos supera los 7.000 euros

Universidad de Oviedo
Universidad de Oviedo

Redaccion

Doscientos investigadores e investigadoras asturianos llevan un año y medio esperando a que la Universidad de Oviedo aplique el ajuste salarial, con cantidades que llegan a superar en algunos casos los 7.000 euros, contemplado en el Estatuto del Personal Investigador Predoctoral en Formación (EPIF). La Asamblea por el Futuro de la Investigación en Asturies (AFIA), que denuncia que el colectivo predoctoral asturiano lleva esperando por esa actualización desde el 15 de marzo de 2019, hace un llamamiento a todo el personal investigador para que se sume a la concentración convocada por el comité de empresa de la Universidad de Oviedo el próximo martes, 15 de diciembre, a las 15.45 horas, delante de la Junta General del Principado, coincidiendo con la comparecencia del consejero de Ciencia y Universidad, Borja Sánchez, que precisamente mañana se reunirá a mediodía con representantes del colectivo de investigadores predoctorales de Asturias.

Desde AFIA recuerdan que el estatuto, «ya de entrada insuficiente para paliar las carencias en la carrera investigadora española», contemplaba una subida salarial para los investigadores e investigadoras predoctorales en el tercer y cuarto año de contrato y que vienen denunciando esta situación desde el pasado año.

Una situación que también fue denunciada por CCOO y a la que se han ido sumando otras organizaciones sindicales y hasta el propio comité de empresa de la Universidad. «Desde el equipo de gobierno de la Universidad, encabezado por Santiago García Granda, solo se han recibido respuestas vagas y contradictorias, que hacen pensar que estas cuantías que se les debe a las personas afectadas (inicialmente prometidas para este año) no va a llegar antes de 2021 o, incluso, no lo van a hacer nunca», consideran en AFIA.

Esta situación, añaden, se suma a los efectos que la pandemia ha tenido sobre los investigadores e investigadoras más jóvenes, entre las que mencionan «el empeoramiento de una salud mental ya mermada por las propias dinámicas de una investigación cada vez más competitiva y exigente» o «la obligación de teletrabajar y no poder durante largos periodos acceder a laboratorios, bibliotecas y otros centros necesarios para desarrollar nuestras tareas de investigación».

Desde AFIA también indican que en el caso de quienes cuentan con las ayudas Severo Ochoa convocadas por el Principado, la respuesta desde la Consejería de Ciencia y Universidad ha sido inexistente. «Solo se nos ha permitido seguir como hasta ahora. Ni prórrogas, ni extensiones de contrato, ni nada. Este abandono crónico del colectivo investigador, pese a la retórica de rectores y consejeros, es una muestra más de la situación de la carrera científica asturiana, que condena a las generaciones jóvenes al exilio o al abandono de la investigación», lamentan.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Denuncian el abandono «crónico» del colectivo investigador asturiano