Asturias prevé aumentar en 5.000 los beneficiarios de la Ley de Dependencia

La Voz

ASTURIAS

Las partidas se incrementan con el ahorro del Salario Social por la prestación estatal y el Principado anuncia 185 nuevas plazas en residencias

14 dic 2020 . Actualizado a las 12:32 h.

El plan de choque sobre dependencia puesto en marcha en 2019 por la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar concluirá el próximo año con la incorporación de unas 5.000 personas al sistema con lo que el numero global de beneficiarios se situará en torno a los 29.400, con un gasto medio por persona de 1.188 euros.

El sistema de atención y ayuda a la dependencia dispondrá el próximo año de 279,4 millones de euros, 81 millones por encima de los que cuenta en el presupuesto vigente, incremento que en buena parte será posible gracias a los 34,5 millones de euros que prevén ahorrarse en el salario social, según la titular de este departamento, Melania Álvarez, que ha detallado hoy el gasto previsto para su consejería en 2021 ante la Comisión de Hacienda del parlamento autonómico.

El proyecto de ley de presupuestos del Principado para el próximo año asigna a esta consejería una partida de 467,8 millones de euros, un 4,8 por ciento por encima de los 445 millones que tiene consignados este ejercicio, de los que el 94,46 por ciento han sido ya autorizados lo que, según la consejera, demuestra que han sido «capaces de mantener el ritmo en la gestión de los servicios sociales a pesar de la pandemia».

A pesar de que este incremento se mantiene por debajo del 10 por ciento que crece el conjunto del presupuesto, la Consejería podrá afrontar muchos más gastos en materia de dependencia, vivienda o bienestar gracias a que prevé ahorrarse 34,5 millones en el pago del salario social durante 2021, dinero que se utilizará para financiar otras políticas, tal y como habían demandado Podemos e IU en la negociación presupuestaria.

En concreto, la ayuda a domicilio y teleasistencia, con una partida que crece un 31 por ciento y alcanza los 23 millones, llegará al final del próximo año a unas 8.300 personas, unas 2.150 más, y las ayudas a la dependencia que se incrementan de 17,4 a 29,5 millones (un 58 % más) permitirá atender una media de 12.650 personas, frente a las 10.200 de este ejercicio.

El organismo «Establecimientos Residenciales para Ancianos» (ERA) verá incrementado también su presupuesto casi un 10 por ciento para poder hacer frente a las consecuencias de la pandemia y poner en marcha 185 nuevas plazas, de las que 120 corresponderán a la nueva residencia de Lugones que se pondrá en marcha el próximo año con la contratación de 53 personas.

El presupuesto del ERA crecerá así desde los 141,8 millones de euros de este año hasta los 155,6 millones previstos para 2021 en las cuentas de la consejería que dirige Melania Álvarez, que ha asegurado que sus cuentas se centran en la atención a las personas más vulnerables y en quienes padecen con más dureza las consecuencias de la crisis sanitaria.

El Principado prevé empezar 2021 con unos mil beneficiarios menos de los 22.000 que este año han cobrado de las arcas regionales el salario social y que ya han pasado a recibir el ingreso mínimo vital (IMV) que financia el Estado.