Esteban Fernández: «Asturias debe plantearse adónde quiere encaminar su futuro y, si hay una oportunidad, apostar por ella»

Luis Fernández
Luis Fernández REDACCIÓN

ASTURIAS

Esteban Fernández, economista
Esteban Fernández, economista

El economista es uno de los responsables de la Cátedra de la Innovación en Asturias, una iniciativa que pretende medir el impacto económico y social de la región

04 ene 2021 . Actualizado a las 10:44 h.

Esteban Fernández es, junto a Fernando Rubiera, el responsable de la Cátedra de la Innovación en Asturias (C_InnovA), una iniciativa que pretende medir el impacto económico y social de la actividad innovadora de las empresas en la región, impulsar la formación de talento y favorecer la transferencia de conocimiento. El equipo de trabajo del economista ha presentado, junto a Borja Sánchez, consejero de Ciencia del Principado, un estudio que analiza las fortalezas y debilidades del sector productivo regional. En su opinión, hay dos ejes que destacan por su potencial: el agroalimentario y el metalúrgico, pero hay otra serie de actividades que también pueden jugar un papel decisivo en el desarrollo de la comuidad autónoma. 

-El estudio presentado la semana pasada contiene un análisis profundo de la estructura sectorial de la región. ¿Cuáles son los sectores con más futuro?

-En el estudio no nos referimos tanto a sectores exactamente como a ejes, ya que es un concepto más amplio. No son exactamente los sectores que te encuentras en las cuentas económicas, integran a varias. Destacamos principalmente conglomerados de actividades en torno al metal y a la cadena de valor de los productos agroalimentarios. Este último toca muchas ramas de actividad del sector primario: desde la industria transformadora hasta la parte final de servicios que tiene que ver con la hostelería. Y ahí pusimos el foco. Luego hablamos de otras oportunidades que pueden surgir, como son el sector energético, con oportunidades que se deben aprovechar. También hay otro elemento transversal como es la digitalización. El sector TIC tiene algo que decir y hablamos de cuestiones que afectan a otros como el cambio demográfico y el envejecimiento, que abrirá nichos de mercado. De todos ellos, yo destacaría los dos primeros.