La cronología de la tragedia de San Isidro, la peor manera de iniciar el 2021

El alud arrastró y sepultó la fresadora con dos operarios dentro, dos familias quedaron atrapadas y un hombre fue rescatado al borde la muerte. Así fue el trágico suceso al completo

;
Así fue el hallazgo de los restos de la quitanieves sepultada en San Isidro La máquina excavadora fue arrastrada hasta 200 metros por el alud

Las esperanzas estaban depositadas en que la última campanada del 2020 abriera la puerta a un 2021 lleno de alegrías. Trágicamente no ha sido así. Justo en el primer día del año varios aludes cayeron en el puerto de San Isidro. Concretamente, uno de dimensiones gigantescas en la carretera AS-253, a la altura de Riofrío, Aller, arrastró 200 metros una máquina fresadora y la sepultó en la nieve con dos operarios en su interior.

Los hechos se remontan entorno a las 15.30 horas del 1 de enero. Los operarios, César Fernández, vecino de Mieres de 53 años, y Virgilio García, ovetense de 61 años, se dirigían a despejar un alud previo que se produjo por la mañana cuando, sobre las 16.15 horas, se produjo el desprendimiento. Una fuerte avalancha de nieve se abalanzó ladera abajo sin ningún tipo de pudor, arrastrando la fresadora y sepultándola bajo la nieve. Paralelamente, los hermanos Fernando y Daniel Cordero, propietarios del Hotel Restaurante La Braña, en La Raya, reciben una llamada. Cuando estaban a punto de sentarse a comer dos familias avisan de que están atrapadas en las viseras antialudes de la carretera porque la masa de nieve no les deja continuar su camino. «Dijimos, bueno anda, llegará la fresa no tardando mucho», relata Fernando. Una hora más tarde  recibieron otra llamada. Se trataba de los compañeros de la cuña, «que faltaba la fresa», les dijeron. Rápidamente cogieron cada uno un todoterreno y bajaron a ver qué estaba pasando.

Dos operarios desaparecidos, dos familias atrapadas y un hombre herido

Cuando llegaron con sus vehículos al lugar se confirmó lo peor. La máquina quitanieves no estaba, pero además había un hombre herido, de 46 años. «Estaba de rodillas, con las piernas debajo de las ruedas y con el quitamiedos en el pecho. Tenía las manos blancas, con la cara tapada de nieve. Una escena realmente impactante», relatan los testigos. «Lo encontramos medio muriendo, temblando y muerto de frío», apenan. Sin tiempo para pensar lo sacaron como pudieron y lo trasladaron en su vehículo hasta Isoba, provincia de León, donde había una ambulancia. Lo sacaron de allí con una pierna rota, varias contusiones y un estado crítico, pero con vida.

Rescate en San Isidro por la caída de un alud
Rescate en San Isidro por la caída de un alud

Habiendo avisado a los servicios de emergencia, que se dirigían al lugar, y con el herido a salvo, sobre las 20.00 horas estos hermanos decidieron regresar a casa para no interrumpir el trabajo del operativo de rescate. Hasta el lugar se desplazaron en un primer momento la Guardia Civil, la Unidad Canina, varios equipos sanitarios, Bomberos de Asturias, patrullas de Seguridad Ciudadana y los Grupos de Rescate e Intervención en Montaña de Mieres, Cangas de Onís y Sabero (Comandancia de León) que trabajaron junto al equipo de rescate y varias quitanieves en la búsqueda de los dos operarios desparecidos. La mala comunicación de la zona que carece de cobertura, así como la cantidad de nieve y la mala climatología, dificultaron la accesibilidad de los efectivos a la zona, que tuvieron que ir despejando varios aludes previos y hacer un último tramo de dos kilómetros a pie.

A las 23.24 horas salta la terrible noticia: hallan el cuerpo sin vida de uno de los operarios

Estando el herido a salvo y las dos familias atascadas pero a salvo continúa la búsqueda contrarreloj de los operarios de la fresadora. A las 23.24 horas se confirma la trágica noticia. El cadáver de César Fernández, uno de los operarios, es hallado por el Servicio de Emergencias. «Debía ser el segundo o el tercer día que trabajaba», lamenta el hostelero Fernando Cordero.

Con la peor de las noticias en el cuerpo, el temporal de frío y nieve no amainaba. Aun así las labores de búsqueda del segundo operario continuaron ininterrumpidamente. A su vez, ante la necesidad de medios extraordinarios no adscritos a la zona por el plan de nevadas, la Consejera de Presidencia, Rita Camblor, procedió, a las 23.46 horas, a la activación del Plan de Nevadas en fase de emergencia nivel 2. Esta declaración permite a la Comunidad Autónoma solicitar el apoyo de medios extraordinarios como la de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) con base en León para participar en el dispositivo de búsqueda.

El dispositivo de búsqueda se retiró a las 2.39 horas por la mala meteorología

Las malas condiciones meteorológicas provoca que los integrantes del dispositivo de búsqueda del segundo operario se retiren a las 2.39 horas de la madrugada. Con el camino despejado para que las familias atrapadas salieran del lugar, el herido a salvo y el cadáver de uno de los operarios hallado, las labores de rastreo continuarían a la mañana siguiente.

Ya en la mañana del 2 de enero, a las 8.30 horas, un equipo de seis personas formado por Bomberos, Grupo de Rescate y Unidad Canina del SEPA, junto al Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña de la Guardia Civil y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de León realizan una primera valoración del terreno para saber si la zona era segura para trabajar. Además, el puesto de mando, que se había instalado en un principio en el Ayuntamiento de Aller, en Cabañaquinta, se traslada a Felechosa. Con efectivos renovados y el plan de búsqueda organizado continuan las labores de búsqueda. En total un operativo formado por 80 personas, entre miembros del servicio de emergencias, de la Guardia Civil y personal de la UME, participan en el rastreo.

A las 14.05 horas encuentran la máquina quitanieves

Tras una incansable búsqueda por el segundo operario, a las 14.05 horas salta una nueva noticia. El dispositivo de rastreo encuentra la máquina quitanieves que fue alcanzada por el alud. Las primeras valoraciones estiman que la avalancha de nieve arrastró la máquina unos 200 metros. Al tratarse de una zona muy vertical, donde va a evacuar toda la nieve, se retira del lugar, por seguridad del personal de tierra, ante el temor a posibles aludes. Se trata de una zona muy peligrosa. Previamente se paleó la zona en busca del trabajador sin obtener resultado alguno.

Lugar en el que se encontró la máquina fresadora sepultada por el alud del puerto de San Isidro
Lugar en el que se encontró la máquina fresadora sepultada por el alud del puerto de San Isidro

El operativo de rastreo está formado por dos jefes de zona de Bomberos del SEPA, tres efectivos del parque de Proaza, otros dos del Grupo de Rescate de Bomberos y cuatro guías con cuatro perros de la Unidad Canina de Rescate del Principado. Por parte de la Unidad Militar de Emergencias (UME) hay dos pelotones de 25 personas cada uno, un grupo especial de montaña, un grupo cinológico, con cinco perros, una cuña y un vehículo oruga.

La Guardia Civil y el GREIM cuentan con 14 personas y el área de Infraestructuras del Principado ha enviado a la zona 13 personas y seis medios de maquinaria de nieve. Desde el SEPA también recuerdan la colaboración prestada por parte de la Diputación de León con maquinaria de nieve y servicios médicos y de psicólogos de la ERIE de Cruz Roja.

El riesgo de nuevos aludes y la mala meteorología pone en peligro la operación de rastreo

El plan inicial para la tarde del 2 de enero, habiendo pasado cerca de 24 horas del accidente, es que un dron sobrevolara la zona. Pero no fue posible. El jefe supervisor de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), Eduardo Rubio, fue muy claro desde el puesto de mando en Felechosa, en cuanto a la complejidad de la búsqueda. «La meteorología es muy cambiante y en poco más de una hora ha evolucionado a peor rápidamente. Los puntos en los que podríamos trabajar con medios humanos son muy peligrosos dado que la nieve se está moviendo, se puede desplazar y no habría escapatoria para nuestros rescatadores. No habría  manera de que sobrevivieran a otra avalancha», indicó.

Miembros de la UME se incorporaron este sábado a la búsqueda del segundo operario desaparecido cuando trabajaba con una máquina quitanieves al producirse un alud de nieve en el puerto de San Isidro en la localida de Aller, Asturias.
Miembros de la UME se incorporaron este sábado a la búsqueda del segundo operario desaparecido cuando trabajaba con una máquina quitanieves al producirse un alud de nieve en el puerto de San Isidro en la localida de Aller, Asturias.

A las 18.26 horas se cancela definitivamente el operativo de rastreo, al menos durante el segundo día de búsqueda. Debido a las malas condiciones meteorológicas de la zona, finalmente, el dron que estaba previsto que sobrevolara la zona de tarde no lo pudo hacer. Se espera que el dron sea operativo este domingo.

Por el momento, el riesgo de aludes que afecta a la canal en la que se ha localizado la máquina fresadora hace extremadamente peligroso la presencia de medios humanos por tierra. A la espera de que la meteorología mejore, el segundo operario que viajaba en la máquina quitanieves continúa desaparecido. Por su parte, usuarios de la carretera han convocado una protesta el próximo 6 de enero a las 7.30 horas, ya que se trata de un punto negro.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La cronología de la tragedia de San Isidro, la peor manera de iniciar el 2021