Un año desastroso: la pandemia lleva al paro a 12.113 personas en Asturias

La crisis sanitaria pone fin en 2020 a siete años consecutivos de descensos del desmpleo

Un hombre ataviado con una máscara sanitaria pasa frente a una oficina pública de empleo cerrada, en Oviedo.
Un hombre ataviado con una máscara sanitaria pasa frente a una oficina pública de empleo cerrada, en Oviedo.

La crisis económica generada por la pandemia de la covid-19 llevó a Asturias a poner fin en 2020 a siete años consecutivos de descensos del desempleo y a incrementar el paro registrado a lo largo del ejercicio en 12.113 personas.

Este incremento, del 17,3 por ciento, que es cinco puntos inferior a la subida media nacional, situó el número de desempleados en la comunidad autónoma al cierre del ejercicio en 82.070 personas, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo.

A ello hay que sumar que Asturias cerró el año con 18.937 trabajadores en situación de expediente de regulación temporal de empleo, una cifra que se acrecentó en 5.453 personas en el último mes de 2020.

Además, la comunidad autónoma perdió a lo largo del ejercicio 7.225 trabajadores, el 1,97 por ciento de la afiliación a la Seguridad Social, hasta 360.448 ocupados.

Sólo en diciembre, el paro repuntó en Asturias en 556 personas, el 0,68 por ciento, mientras que la afiliación bajó en 134 ocupados, el 0,04 por ciento.

Por sectores, servicios fue el más castigado en 2020, tanto en términos absolutos como relativos, al sumar 8.842 desempleados, hasta un total de 58.947, lo que supone un aumento del 17,6 por ciento en relación al cierre de 2019.

Además, el paro subió en la construcción en 631 personas, el 10,7 por ciento, hasta 6.545 parados, mientras que en la industria lo hizo en 589, el 9,9 por ciento, hasta 6.552, y en la agricultura en 208, el 14,4 por ciento, hasta 1.657.

El colectivo de parados sin empleo anterior sumó al cierre del año 8.369 personas, lo que implica un crecimiento de 1.843 desempleados, el 28,2 por ciento más en relación a 2019.

El paro aumentó prácticamente a la par en mujeres y en hombres, al subir en 6.060 desempleadas entre las primeras y en 6.053 entre los segundos.

Con ello, Asturias cerró el año con 45.175 paradas y 36.894 desempleados, cifras que suponen un aumento interanual del 15,5 y el 19,6 por ciento, respectivamente.

La crisis generada por la pandemia también se dejó notar en la contratación, que el pasado año se desplomó en el Principado un 34,9 por ciento.

En concreto, durante el pasado año se firmaron en Asturias 246.224 contratos de trabajo, 153.347 menos que en 2019, de los que 224.701 fueron temporales (el 91,26 % del total), y 21.523 (8,74 %), indefinidos.

Para la gerente del Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias (Sepepa), Pilar Varela, estos datos ponen de manifiesto la «realidad dura y difícil derivada de la pandemia», que exige redoblar esfuerzos en las políticas de empleo.

Tras destacar que el Sepepa ha visto crecer este año su presupuesto en 15 millones, hasta alcanzar los 123 millones, ha dicho que el objetivo es «reforzar todas las políticas activas dirigidas a menores de 25 años, a parados de larga duración y a todos los colectivos con mayores dificultades de inserción laboral».

Desde la patronal, el director general de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Alberto González, ha afirmado que diciembre ha puesto «la guinda a un año aciago» para el mercado laboral asturiano y ha pedido proteger a los sectores más afectados por la crisis generada por la pandemia.

También los sindicatos han incidido en la necesidad de garantizar medidas de protección como el mantenimiento de los ERTE.

UGT, que también ha puesto el foco en los más jóvenes y en las mujeres, ha resaltado que los ERTE han funcionado «como verdaderos muros de contención para evitar el cierre de empresas y la destrucción de empleo».

Desde CCOO de Asturias, la responsable de Empleo de CCOO de Asturias, Úrsula Szalata, ha abogado además por aprovechar los presupuestos expansivos del Principado y los fondos movilizados por la Unión Europea para hacer frente a un «panorama desolador» tras «un año dramático en el empleo».

Los datos hechos públicos por el Ministerio reflejan que, en todo el país, la pandemia de covid-19 ha roto seis años consecutivos de crecimiento del empleo, con una pérdida de 360.105 afiliados medios a la Seguridad Social que deja el saldo total de ocupados en 2020 en 19.048.433 personas, el 1,86 % menos que un año antes y la primera caída anual desde 2013.

El paro registrado en los servicios públicos de empleo subió por primera vez en 2020 tras siete años consecutivos de descenso, con 754.532 registrados más en el desempleo, lo que eleva el saldo total a 3.888.137 personas.

Solo en diciembre la Seguridad Social sumó 26.432 afiliados medios, el menor aumento para un mes de diciembre en ocho años, en tanto que el paro registrado creció en 36.825 personas, la primera subida para este mes desde 2011. EFE

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Un año desastroso: la pandemia lleva al paro a 12.113 personas en Asturias