Doce días para encontrar a Juan Manuel Vega en Los Quebrantos

El director comercial del Puerto de Huelva desapareció el pasado 29 de diciembre en San Esteban de Pravia y su cuerpo fue hallado el pasado sábado

José Manuel Vega, desaparecido en San Esteban de Pravia el pasado 29 de diciembre
José Manuel Vega, desaparecido en San Esteban de Pravia el pasado 29 de diciembre

Redacción

Tras doce días de intensa búsqueda, el cuerpo sin vida de Juan Manuel Vega fue hallado ayer en la playa de Los Quebrantos, en el concejo de Soto del Barco. El cuerpo del director comercial del Puerto de Huelva fue localizado a primera hora de la tarde a pocos metros del lugar donde se le había perdido el rastro el pasado martes 29 de diciembre. Aunque aún falta porque la Policía Judicial realice la comunicación oficial, fue la propia familia quien encontró e identificó el cadáver.

Inmediatamente, al lugar se trasladó una patrulla de Seguridad Ciudadana, que confirmó la noticia, y componentes del Laboratorio de Criminalística de la Policía Judicial de Gijón. Con la llegada del Médico Forense se procedió al examen del cuerpo y al levantamiento del cadáver, que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para realizarle la autopsia.

Más de 200 personas participaron en el dispositivo de búsqueda que finalizó ayer con un trágico desenlace. Entre ellos figuraban la unidad canina de Gijón, efectivos del Servicio Marítimo, patrullas de Seguridad Ciudadana, buzos de la Guardia Civil, efectivos del GREIM, el helicóptero de la Guardia Civil, así como la familia. Pero, no fue hallado hasta que la borrasca «Filomena» lo devolvió a la costa.

Por el momento, no se conocen las causas del fallecimiento. Lo último que se sabe de Manolo, como así era conocido en su entorno, es que vino a pasar las navidades a la región, de donde era natural, y tras no llegar a una comida que tenía programa la familia denunció su desaparición. A partir de ahí se formó un gran despliegue y se organizaron batidas, que se realizaron día tras día, para encontrarlo. Llegaron a peinar toda la zona.

La familia e, incluso, su sobrino el jugador del Sporting Pedro Díaz, no perdieron la esperanza de hallarlo con vida hasta el último momento. Pidieron la colaboración ciudadana y explicaron cuáles fueron sus pasos el último día que se le había visto. Vestía un anorak azul marino y verde, pantalones tipo chino color camel y mascarilla blanca. Desayunó en una cafetería de San Esteban de Pravia y sobre las once de la mañana salió rumbo al espigón para dar un paseo y allí se cruzó con algún vecino. A partir de ahí no se supo nada más de él, ya que no contestó a ninguna llamada ni mensaje.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Doce días para encontrar a Juan Manuel Vega en Los Quebrantos