«Ni el enemigo, ni mucamas»: las enfermeras asturianas responden al sindicato médico

Un comunicado anónimo respaldado por el SIMPA, donde afirman que se menosprecia al colectivo, ha sido el origen de la disputa

Los trabajadores de Urgencias del Hospital Central de Asturias ( HUCA ) en Oviedo agradecen las muestras de apoyo de la ciudad.
Los trabajadores de Urgencias del Hospital Central de Asturias ( HUCA ) en Oviedo agradecen las muestras de apoyo de la ciudad.

Redacción

Tras la nota publicada por el Sindicato Médico Profesional de Asturias (SIMPA) sobre el papel de las enfermeras en la sanidad pública, surge la polémica. Ante los duros ataques, acusándolas de ejercer un lobby por el mero hecho de que sean auxiliares técnico sanitario, el Colegio de Enfermería de Asturias responde duramente al colectivo, ya que «no somos el enemigo, pero tampoco somos las palmeras de ninguna otra profesión», señalan en el comunicado donde dejan clara su postura al respecto.

En primer lugar, exigen que se conozca la autoría del texto El power nursing y la atención primaria «para saber si estamos frente a una simple opinión personal o por el contrario frente a una postura formal y completa de todo el sindicato médico». Un comunicado anónimo respaldado por el Simpa, donde se las menosprecia y que ha sido el detonante de esta nueva batalla entre estos dos sectores profesionales.

Asimismo, defienden que «en nuestro trabajo nadie nos tiene que decir lo que tenemos que hacer, lo que hay que hacer ni cómo hacerlo, como nosotras no lo hacemos con el resto. Creemos que las enfermeras han demostrado una alta capacidad profesional y un gran compromiso con el sistema y los ciudadanos asturianos, cuestionar eso es vivir fuera de la realidad» y denuncian que «tener enfermeras a modo de secretaria, preparando la consulta de otros profesionales no entra dentro de la visión de un sistema eficaz, además de ser un desperdicio de talento y graduadas universitarias».

Por un momento, parecen estar de acuerdo con el sindicato médico. «Efectivamente, las enfermeras están desaprovechadas, tienen capacidad para hacer muchas más cosas, resolver más y gestionar más», pero, de repente, vuelven a arremeter contra ellos. «organizaciones como el SIMPA son las que se niegan a que las enfermeras tengan más autonomía y capacidad de resolución con la correspondiente cobertura legal, prefiriendo que estas permanezcan en ese gris de alegalidad con el que jamás se reconocerá legalmente su trabajo al completo», reconocen.

En todo el texto defienden su profesión a cal y canto y advierten al sindicato de que «las enfermeras somos y seremos las primeras comprometidas con la mejora de la salud de los ciudadanos, no tengan duda, pero lo mismo que las necesidades de salud han ido cambiando, el sistema debe cambiar, debe modernizarse y reorientarse». Además, reconocen que su labor va ligada con los médicos del sistema y que cuando colaboran conjuntamente esto reporta beneficios a la sociedad.

«El trabajo multidisciplinar es hoy más necesario que nunca, la medicina necesita ser reforzada pero no necesita mucamas de lujo, y nunca habían tenido en las profesionales de enfermería compañeros de viaje mejor preparados para los retos que tenemos por delante, para tener un desempeño excelente en pro de la salud de los asturianos. Respétenlas, conózcanlas, reconozcan su capacidad y compartan su liderazgo. No somos el enemigo ni una amenaza, la mayoría, si no todos los médicos del sistema ya lo saben. Trabajamos juntos a diario y cada vez mejor, en un reconocimiento mutuo, alejado de paternalismos o corporativismos estériles», sentencian.

Por el momento, el sindicato médico se mantiene al márgen y no entra en disputas. No ha dado explicaciones sobre el comunicado ni tampoco respondido al Colegio de Enfermería de Asturias. No se sabe si rectificarán o, por el contrario, defienden la opinión que tiene un facultavito sobre el papel de las enfermeras en la sanidad. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

«Ni el enemigo, ni mucamas»: las enfermeras asturianas responden al sindicato médico