Asturias, sexta «potencia mundial» en vacunación

Los datos del Principado a nivel internacional solo son superados por cinco países


De forma oficial, Asturias inició esta semana la vacunación de los sanitarios que se encuentran en primera línea de lucha contra el coronavirus, la comunidad lanzó la nueva fase tras haber cerrado en la primera semana de enero la vacunación completa, con las primeras dosis a falta de una segunda, del personal de las residencias, tanto los trabajadores como los residentes. Con un ritmo muy alto, no se ha detenido las administraciones ni en fines de semana ni en festivos, Asturias ha saldado el inicio de la campaña con los mejores resultados del país: con datos del 11 de enero, el Principado ha vacunado al 2,18% de su población.

Puede parecer un porcentaje pequeño pero no lo es si se mira en perspectiva respecto al poco tiempo transcurrido desde el comienzo de la campaña (el pasado 27 de enero) y, sobre todo, si se compara con cómo lo están haciendo otros países. La web One World Data recoge las estadísticas internacionales y en la comparativa, en el caso de que Asturias fuera una nación independiente, sería la sexta que más vacuna, superada por Israel (con el 22% y de lejos el país que ha vacunado a más población, excluyendo a los palestinos); Emiratos Árabes Unidos (con el 12,9%), Bahrain (con el 5,4%), Reino Unido (con el 4,19%) y Estados Unidos (el 2,72%). Dinamarca (con el 2,02%) ya estaría por debajo de Asturias. El Principado también superaría a Islandia, Italia o Eslovenia, los siguientes en la lista.

Lo cierto es que hay una comparación de ritmo de vacunación entre regiones Europeas y Asturias aparece en el séptimo puesto, sólo superada por territorios nórdicos.

En el ránking internacional, España no aparece en un lugar destacado, el país ha vacunado al 1,04% de su población. La vacunación en España está siendo muy desigual desde el inicio de la campaña dada que la administración depende de las comunidades autónomas y los territorios de han organizado de forma distinta en un arranque que ha coincidido con numerosos festivos navideños. A ello se ha sumado en los últimos días el fuerte temporal Filomena que ha azotado el centro de la península y que ha obligado a que la última remesa de vacunas Pfizer haya tenido que aterrizar en el País Vasco y no en Barajas, paralizado por la nieve. Desde el País Vasco se han llevado las vacunas a Madrid por carretera para hacer desde allí el reparto a las comunidades.

Las autonomías han administrado las dosis de forma desigual. Los últimos datos recogidos por el Ministerio de Sanidad, correspondientes al 11 de enero ofrecen una balance de las vacunas aplicadas respecto a las recibidas por cada territorio. Así, Asturias encabeza la lista con un 94% de las vacunas ya administradas respecto a las dosis con las que contaba (22.428 de 23.720). Entre las comunidades destacadas se encuentran la Comunidad Valenciana (con un 93%) Galicia (con un 88%), Castilla y León (con un 80%) y Cantabria, que tras partir del último lugar en un inicio llega al 80%.

Los datos más bajos corresponden a Madrid (que apenas ha puesto el 36%), Baleares (37,7%) y País Vasco (48%). El resto ha puesto al menos más de la mitad de las dosis recibidas.

La vacunación de sanitarios en Asturias arrancó el lunes con 1.500 dosis centrándose en primer lugar en los profesioneles de urgencias, quienes tienen contacto directo con enfermos covid, y especialidades como oncología, hemodiálisis y hematología. Durante la vacunación de las residencias ya se pudo aplicar también a algunos sanitarios de forma testimonial. Servicios Sanitarios ya ha empezado a contactar también con trabajadores no estrictamente sanitarios pero que tienen una relación de riesgo con el coronavirus en el entorno hospitalario para poder empezar a formar listas para la siguiente remesa.

Según citó la agencia Efe, el objetivo pasa por agotar la nueva partida de 11.700 dosis de esta vacuna de aquí al próximo lunes, tal y como se ha hecho con las dos remesas anteriores. Este ritmo se incrementará en los próximos días con la llegada de las vacunas elaboradas por Moderna, que también requiere de dos dosis para conseguir una inmunización alta frente al nuevo coronavirus, pero que exige de un menor esfuerzo logístico para su distribución.

Tanto las autoridades sanitarias como el presidente del Principado, Adrián Barbón, han recalcado en los últimos días que el objetivo fijado no ha variado y que sigue siendo el de conseguir la máxima protección para el máximo de la población lo antes posible.

En una fase posterior, y en función del ritmo de recepción de las vacunas y de sus características técnicas, dado que se dispondrá de las diseñadas por otros laboratorios al margen de Pfizer, se distribuirá al resto del personal sanitario, el de segunda línea, y a la población por grupos de edad y siempre previo aviso de las autoridades sanitarias para que las personas citadas acudan al centro de salud o a los puntos de vacunación que se establecerán.

Entre los primeros en recibir hoy la primera dosis en el hospital de Mieres se encuentra María Fernández Prada, médico del servicio de medicina preventiva y salud pública de este centro que, en un encuentro telemático con los medios, ha señalado que la estrategia diseñada pretende «inmunizar de manera rápida y eficaz» a los profesionales de primera línea.

Cada una de las ocho áreas sanitarias en las que se divide Asturias ha elaborado su propio plan de vacunación de estos profesionales que, en el caso de Mieres, deberán acudir hasta el hospital de cabecera con cita previa.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Asturias, sexta «potencia mundial» en vacunación