Dos expertos en aludes se incorporan a la búsqueda del operario desaparecido en San Isidro

Los nivólogos llegarán a la zona en el helicóptero de la Guardia Civil


Dos nivólogos se desplazarán este lunes a la zona donde el pasado 1 de enero quedó sepultado por la nieve un operario que llevaba a cabo tareas de limpieza en la vertiente asturiana del puerto de San Isidro junto a un compañero, fallecido en el mismo accidente, para realizar tres catas con las que determinar el grado de riesgo de aludes en la ladera donde se produjo el suceso.

Según informa el Servicio de Emergencias de Asturias (SEPA), los técnicos, colaboradores de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), serán trasladados hoy al lugar en el helicóptero de la Guardia Civil.

Por otro lado, continuarán las pruebas de calibración del dron que con un georradar realizará un estudio del terreno, a través de imágenes, para intentar determinar la localización del trabajador desaparecido.

El proceso de rescate del operario de carreteras que quedó sepultado por una alud de nieve en la vertiente asturiana del puerto de San Isidro se alargará en el tiempo y será más costoso si falla este georradar, un equipo que por primera vez se utiliza en trabajos de rastreo en la cordillera cantábrica.

El radar actúa hasta una profundidad de seis metros y, según el bombero rescatador Rafael Viña, en el mejor de los casos servirá para marcar varios puntos en los que podría encontrarse el cuerpo del trabajador sepultado, ya que bajo la nieve habrá otros obstáculos o animales muertos.

Los operarios que trabajaban con la máquina quitanieves -el fallecido César Fernández, de 53 años, y Virgilio García, de 61- fueron sepultados el 1 de enero por la avalancha de nieve cuando se habían bajado del vehículo para intentar desatascar la chimenea de la fresadora en las proximidades de Riofrío, a cuatro kilómetros de la cima del puerto.

Los trabajadores habían sido enviados a San Isidro para realizar labores ordinarias de mantenimiento de la carretera, que permanece cerrada desde hace varios días por las copiosas nevadas.

Dado el alto riesgo de aludes que persiste en la zona, el operativo de rescate ha advertido que todas las actuaciones que se lleven a cabo se harán con la «máxima seguridad» del personal; informó EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Dos expertos en aludes se incorporan a la búsqueda del operario desaparecido en San Isidro