Caja Rural de Asturias obtiene la certificación «Great Place to Work»


Caja Rural de Asturias ha obtenido la Certificación 'Great Place to Work', un reconocimiento a nivel internacional en el ámbito de la gestión de personas y estrategia de negocio y es otorgado anualmente a los mejores empleadores del mundo por esta consultora internacional.

Son las personas que la forman las que evalúan a su propia empresa como lugar para trabajar, basándose en una reflexión sobre las relaciones que mantienen en su día a día en términos de confianza: la relación con los responsables, con los compañeros y con el trabajo que desempeñan.

Tras un diagnóstico del ambiente organizacional, que incluyó un cuestionario global a los empleados, Caja Rural de Asturias ha obtenido esta certificación que acredita que es una organización con «una cultura de alta confianza, capaz de atraer y retener talento».

Para Antonio Romero, director general de Caja Rural de Asturias, «poner el foco en las personas y cuidar su bienestar, compromiso y desarrollo, ofrece una estrategia de crecimiento sostenible y exponencial en nuestra entidad». En concreto, la Caja, con una plantilla de 435 personas, contó con un índice de participación del 93%.

Destaca la especial valoración que los profesionales de Caja Rural hacen de aspectos como la formación, la retribución económica y la conciliación laboral. El 85% de las personas que participaron en la encuesta consideran que la entidad ofrece una formación continuada de calidad que facilita el desarrollo para crecer profesionalmente.

Nueve de cada 10 personas afirma que puede ser el mismo en su lugar de trabajo y 8 de cada 10 percibe que en Caja Rural se preocupan unos de otros.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Caja Rural de Asturias obtiene la certificación «Great Place to Work»