Duro Felguera a la espera de la SEPI, que comunicará en unos días su plan de rescate

El Gobierno asturiano respaldará las decisiones que adopte la sociedad para asegurar el futuro del grupo

Duro Felguera en una imagen de archivo
Duro Felguera en una imagen de archivo

Redaccion

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) comunicará en los próximos días su propuesta para salvar Duro Felguera. La empresa ha pedido un rescate de 120 millones de euros que el Gobierno asturiano está dispuesto a secundar y que puede implicar la entrada estatal en su accionariado.

El vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, se ha reunido este jueves en Madrid con el vicepresidente de SEPI, Bartolomé Lora. Tras esa reunión, el Gobierno autonómico ha emitido un comunicado en el que avanza que esta sociedad, dependiente del Ministerio de Hacienda, comunicará en los próximos días su decisión respecto a la empresa asturiana y en el que asegura que respaldará las decisiones que adopte SEPI para asegurar el futuro de la empresa asturiana.

«El Principado apoya las opciones que garanticen la continuidad productiva y el empleo de la compañía y su consolidación como empresa estratégica y emblemática», afirma en el citado comunicado, en el que defiende la necesidad de incorporar «un socio o socios industriales de referencia que refuercen la estructura accionarial, aporten cartera de proyectos y nuevos mercados».

Duro Felguera ha solicitado al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, gestionado por SEPI y diseñado para facilitar la supervivencia de empresas estratégicas amenazadas por la irrupción de la pandemia, ayudas por valor de 120 millones. Concretamente, ha solicitado 70 a través de un préstamo participativo, otro crédito ordinario de 20 millones y 30 millones más por medio de la suscripción por parte de SEPI de una ampliación de capital por ese importe.

El pasado agosto, el grupo de ingeniería y bienes de equipo solicitó cien millones, pero en diciembre explicó que había elevado la cantidad en veinte millones ante «la prolongación de la pandemia y de sus perjudiciales efectos económicos». Esa participación estatal sería temporal, dado que Duro Felguera prevé acometer en 2023 una nueva ampliación de capital en la cual la SEPI podría vender sus acciones, según precisó hace unos meses la compañía asturiana.

Según explicó su consejero delegado, José María Orihuela, en la Junta General de Accionistas del pasado 29 de octubre, esta ayuda pública constituiría el primer paso del Plan de Viabilidad para hacer frente al impacto de la Covid-19, que ha llevado a la empresa a perder en el primer semestre del año 113,9 millones de euros, frente al beneficio de 820.000 euros del mismo periodo del año pasado, tras realizar provisiones por 100,8 millones.

La siguiente fase sería llegar a un acuerdo de reestructuración financiera con el sindicato bancario, que está en negociación, que facilitara la búsqueda de un inversor y la ejecución de un plan industrial. «Como ha venido manifestando desde hace año y medio, el Ejecutivo autonómico respalda todas las opciones que puedan garantizar la continuidad productiva y el empleo de Duro Felguera y su consolidación como empresa tractora, estratégica y emblemática para Asturias, incluida una participación pública con carácter temporal y transitoria», ha apuntado hoy el Ejecutivo asturiano.

La compañía, que subía hoy en Bolsa más del 13 % ante la expectativa de que pronto se apruebe su rescate, ha emprendido un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas productivas para 425 trabajadores del grupo que tendrá una duración máxima de cinco meses y conllevará también recortes de salarios para los empleados que más cobran. La empresa ya aplicó otro ERTE en abril que afectó a 672 trabajadores durante cinco meses, informa EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Duro Felguera a la espera de la SEPI, que comunicará en unos días su plan de rescate