La incidencia del covid en residencias se desploma en plena campaña de vacunación

Asturias priorizará la segunda dosis en geriátricos ante el recorte de suministros

Una sanitaria muestra un vial con la vacuna de Pfizer contra la covid-19 en una residencia de Mérida, este domingo
Una sanitaria muestra un vial con la vacuna de Pfizer contra la covid-19 en una residencia de Mérida, este domingo

Aunque los efectos constatables de la inmunización que producen las vacunas se notará una semana después de que se hayan recibido las dos dosis correspondientes, el Gobierno asturiano ya aprecia una cierta mejoría de la respuesta ante la pandemia en las residencias, el primer bloque de vacunación. Así lo señaló este viernes la portavoz del ejecutivo autonómico, Melania Álvarez, quien entre llamadas a la precaución indicó que en la tercera ola la incidencia del coroavirus en geriátricos de Asturias había descendido un 84% respecto a la primera en primavera. Las diferencias se constatan también en lo que atañe a la mortalidad, que ha descendido un 89% entre la primera y la tercera ola.

«No son cifras para estar satisfechos ni podemos bajar la guardia pero nos permiten ver diferencias entre los distintos momentos de la pandemia», indicó Álvarez quien añadió que la incidencia en residencia había ido variando también a menos en las sucesivas olas, un 30% en la primera, un 12% en la segunda y por ahora un 5% en la tercera.

La portavoz del Gobierno recalcó que las residencias se encuentran entre los grupos más vulnerables a la enfermedad y por eso, ante el recorte en el suministro de viales en esta semana, se centrarán los esfuerzos del Sespa en administrar la segunda dosis en geriatricos, antes que en continuar con la campaña entre personal sanitario. Ya hay 3.720 personas en las residencias de Asturias que han recibido las dos dosis de Pfizar y el Principado espera administrarlas a todos, tanto residentes como trabajadores, a mediados de febrero. Álvarez insistió en que la vacunación en residencias «no está en peligro» y que la previsión de los suministros en las próximas semanas es que sigan con la cifras esperadas con lo que no habrá grandes cambios en el grupo de los sanitarios.

La portavoz insistió en que el objetivo de Asturias pasa por «alcanzar la máxima inmunización en el menor plazo posible» y destacó el esfuerzo del personal del Sespa por haber logrado que la comunidad se sitúe a la cabeza de la vacunación en España y entre las regiones más avanzadas de Europa, actualmente con el 93% de las dosis recibidas ya administradas.

Por otra parte se refierió al hecho de que ya se haya marcado a los mayores de 80 años como el primer grupo de vacunación de la población general, previsiblemente en marzo, e indicó que se llamará a las personas para que acudan a los centros de salud o los puntos de vacunación que se habiliten. En todo caso llamó a este grupo de personas a autoconfinarse y reducir sus contactos sociales por ser especialmente de riesgo.

La segunda línea frente al covid

Por otra parte, según citó Efe, los siguientes sanitarios en recibir la vacuna contra la covid-19 tras los de «primera línea» serán los profesionales de Atención Primaria y personal de odontología, higiene dental y otro personal sanitario que atiende sin mascarilla durante más de 15 minutos.

Así se establece en la actualización 2 de la Estrategia de vacunación aprobada este jueves por la Comisión de Salud Pública y conocida este viernes, y que recuerda que en la primera etapa de la vacunación, que aún no ha concluido, están los residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de mayores y de atención a grandes dependientes así como el personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario. También está incluido otro personal sanitario y sociosanitario así como personas consideradas grandes dependientes que no estén institucionalizadas.

El próximo grupo a vacunar en la siguiente etapa es el de las personas mayores de 80 años, que comenzará «a vacunarse en el menor plazo de tiempo posible y en función de la disponibilidad de dosis de vacunas».

El personal sanitario y sociosanitario que no se incluye en la etapa 1 podrá vacunarse en la etapa 2 de manera prioritaria, dentro de las categorías «personal esencial de primera línea» u «otro personal esencial». Se mantendrá asimismo la pauta de dos dosis en las poblaciones que se están vacunando, administrando la segunda cuanto antes a partir de los 21 días en el caso de Comirnaty y cuanto antes en el caso de la vacuna de Moderna a partir de los 28 días.

La pauta completa de vacunación se realizará con la misma marca de vacuna. La justificación ética de la priorización realizada se basa en los principios de necesidad, equidad y reciprocidad, que aconsejan la priorización dentro de cada uno de los grupos para vacunar a las personas que más se exponen al riesgo de enfermar (sanitarios y sociosanitarios más expuestos) y aquellas que más se hospitalizan y fallecen.

El documento de esta actualización resalta asimismo el criterio de «solidaridad» para que todos los esfuerzos se centren en todas aquellas personas que puedan ver más afectada su salud o estén más expuestas al virus. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La incidencia del covid en residencias se desploma en plena campaña de vacunación