Más camas, vacunas e inmunidad: por qué la tercera ola podría ser menos cruel en Asturias

ASTURIAS

La banda de gaitas Ciudad de Oviedo tocó frente a las puertas del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)
La banda de gaitas Ciudad de Oviedo tocó frente a las puertas del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) Alberto Morante

Cifras similares de incidencia en la segunda ola reflejan en el presente una menor presión asistencial

28 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Nada puede restar gravedad al impacto de una tercera ola de la pandemia en el Principado que en la jornada de ayer dejó casi 600 contagios detectados en las últimas 24 horas y cuatro nuevos fallecidos. Sin embargo, los gráficos que permiten comparar las situaciones de meses pasados dejan abierta una pequeña rendija a la esperanza. Los últimos datos publicados en el Observatorio de Salud de Asturias corresponden al pasado 26 de enero, en esa jornada, la incidencia acumulada a 7 días en la comunidad era de 328, una situación de riesgo muy alto. Con todo, para encontrar una incidencia semejante en la segunda ola hay que remontarse al 11 de noviembre, cuando era de 326. Unos números muy similares pero con consecuencias muy distintas en lo que atañe a ingresos hospitalarios y a ocupación de camas UCI. En aquel día de noviembre, Asturias estaba a punto de llegar al pico de la segunda ola con los hospitales abarrotados y abierto ya centro de campaña en el recinto ferial de Gijón (que acogió a su primer paciente al día siguiente, el 12 de noviembre); la ocupación en UCI era del 44% y la de camas hospitalarias era del 27%. Ahora en el presente, con una incidencia prácticamente igual, la ocupación de camas hospitalarias es del 15% y en UCI es del 25%. Son porcentajes terribles, pero menos terribles que antes de las navidades ¿qué ha cambiado?

En esta nueva tendencia han influido muchos factores. Uno de ellos, pero de forma aún ligera es la vacunación. Un total de 44.087 personas han recibido en Asturias al menos una primera dosis de la vacuna contra el coronavirus y, de ellas, 10.694 han completado la pauta con dos inyecciones. El Principado se encuentra entre las comunidades con más población inmunizada por las vacunas pero todavía es un porcentaje mínimo del total y además ha pasado muy poco tiempo desde que se completara la admnistración. «Hay demasiado poca gente vacunada todavía», destacó Javier Padilla, médico de familia y uno de los once miembros del Comité asesor del Principado frente al Covid; pero en todo caso destacó que podría tratarse de un efecto combinado de varios factores «vacunación más la inmunización de personas que pasaron la segunda ola, y nos algo para alegrarse porque es gente que ha estado enferma pero hay menos personas susceptibles de contagiarse».

Padilla destacó además que la segunda y la tercera ola responden a dinámicas distintas en su expansión, en noviembre con un primer pico, una pequeño freno temporal y una subida muy rápida que no está siendo así en enero. También resaltó que a finales de la segunda ola Asturias incrementó su número de camas de manera que la forma de calcular los porcentajes de ocupación son variables distintas.