Alimerka refuerza su apuesta por los ganaderos asturianos

La compañía asturiana pone en valor los productos de la región al comercializar el 50% de toda la producción de la IGP Ternera Asturiana


Redacción

Un año más, Alimerka mantiene su compromiso con los ganaderos asturianos al revalidar su título como principal comercializador de carne certificada por la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Ternera Asturiana. La compañía regional ha comercializado en el año 2020 el 50% de toda la producción de esta denominación de origen. El volumen de esta certificación se situó el año pasado en 24.010 terneros y casi siete millones de kilos de carne, lo que supone un aumento del 1,6% respecto al año anterior. De esta manera, con la elevada comercialización, la cadena de distribución da salida y pone en valor los productos de la región y el sector, que se traduce en más de 15 millones de euros.

Al mismo tiempo, refuerza la calidad y variedad de sus productos al comercializar también el 60% de la producción de Ternera Asturiana Ecológica del Principado de Asturias (COPAE) y el 95% de los bueyes de razas asturianas, certificados bajo la marca de garantía Vacuno Mayor Asturiano. Estas dos distinciones son testigos de la buena salud de la que goza el sector vacuno asturiano y avalan también la comercialización de toneladas de carne y la supervivencia de explotaciones ganaderas. Alimerka, por su parte, contribuye de una manera muy significativa a la viabilidad de 600 ganaderos, al ser su principal cliente.

Tal es la apuesta de la cadena por este tipo de carne de calidad, que ha puesto en marcha un proyecto de un cebadero únicamente destinado a la Ternera Asturiana. Ubicado en Villaviciosa y con capacidad para más de un millar de ejemplares anuales, con este proyecto se pretende contribuir al equilibrio entre la oferta y la demanda, así como en poner en valor los productos locales.

El cebadero, que trabaja a pleno rendimiento desde su inauguración en 2016 y que refuerza la apuesta del grupo por esta certificación, tiene como objetivo garantizar la producción de ternera bajo las prácticas de manejo tradicional y respetuosas con el medio ambiente y con el bienestar de los animales, así como reducir los animales que se ceban fuera del Principado y pierden la IGP. De este modo, Alimerka garantiza que toda la carne de vacuno que pone a la venta está bajo esta certificación, por lo que se trata de una producción sostenible de una carne tierna, jugosa y saludable.

Desde los inicios y, hasta la actualidad, Alimerka mantiene un consumo estable del 50% de Ternera Asturiana de la IGP, siendo el primer comercializador de este producto de calidad en Asturias en todos los puntos de venta de la cadena de distribución. Todo ello contribuye de una manera muy significativa a la viabilidad de cerca de 600 explotaciones ganaderas asturianas, cuyo principal cliente es el grupo Alimerka.

Alimerka ha liderado a lo largo de su historia diferentes iniciativas que responden a una clara inquietud por la innovación y el crecimiento. Proyectos como la creación de invernaderos propios para suministrar productos autóctonos en el punto de venta, contratos de crianza de pitos de caleya  y, por supuesto, una vinculación comprometida y decidida con la sociedad y el campo asturiano.

Asimismo, tiene un gran compromiso con el medio ambiente. El pasado mes de diciembre, la cadena asturiana fue elegida como uno de los «101 ejemplos empresariales por el clima», en una iniciativa impulsada por la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES). La fuerte apuesta de Alimerka por las energías renovables se encuentra así entre «las iniciativas más inspiradoras y vanguardistas de empresas españolas dirigidas a frenar el colapso climático y ambiental». Desde 2020 -gracias a un acuerdo con Endesa- Alimerka solo consume energía 100% verde en todas sus tiendas y  centros de trabajo.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Alimerka refuerza su apuesta por los ganaderos asturianos