Recuento en menos de 10 minutos: el innovador sistema para elegir rector de la Universidad de Oviedo

A las elecciones del próximo viernes, las primeras en las que se votará con el móvil, están llamados a participar casi 24.000 estudiantes, profesores y personal administrativo y de servicios


Redaccion

Hasta ahora el recuento de votos el día de elecciones al Rectorado de la Universidad de Oviedo se prolongaba durante horas una vez cerradas las votaciones. El próximo viernes, 12 de febrero, este proceso se resolverá en menos de 10 minutos. Es una de las ventajas de que la institución académica, dadas las circunstancias con la pandemia de coronavirus, se estrene en el voto electrónico en unos comicios a los que están llamados a participar casi 24.000 electores, entre estudiantado, profesorado permanente y no permanente y personal de administración y servicios.

No son las primeras elecciones telemáticas que se celebran en una universidad española, puesto que en 2020 al menos cinco emplearon un sistema del que, en el caso de la de Oviedo, se encargará la empresa Scytl Secure Electronic Voting. «Ya llevaron varias elecciones, entre ellas las de las universidades de Zaragoza, Burgos y Barcelona, en donde son 54.000 electores, más del doble que en nuestra universidad, y todo salió bien», indica el presidente de la Junta Electoral de la Universidad de Oviedo, Javier Fernández Teruelo, que explica los detalles de este sencillísimo y rápido sistema de votación en el que el requisito principal es verificar un número de teléfono móvil para poder votar.

¿Por qué hay que verificar un número de teléfono móvil?

Los electores tienen de plazo para verificar un número de móvil en el propio sistema de la universidad hasta mañana, 8 de febrero, incluido el día entero. Hasta el pasado 2 de febrero ya lo habían hecho, por estamentos, 1.030 profesores permanentes (85,69% del censo total), 709 profesores no permanentes (57,41%), 2.585 estudiantes (12,6%) y 784 trabajadores de administración y servicios (74,8%).

«Esta es la primera fase que tienen que hacer todos los electores, que lo están haciendo en distinto grado según el colectivo, pero la gente que quiere votar lo está haciendo», dice Fernández Teruelo, que explica que con este primer paso se asegura que de cada elector conste un número de móvil en el sistema corporativo de la universidad, «puesto que hasta antes de empezar este proceso muchísima gente ni siquiera lo tenía registrado».

Quienes han hecho este proceso solo han tenido que introducir en su perfil corporativo su número de teléfono y darle a una verificación tras recibir un mensaje en el correo. Para quienes dicen que no tienen teléfono móvil, aunque podrían utilizar el de un familiar, se ha reservado una opción extraordinaria que les permite votar anticipadamente en el registro de la universidad. De momento han votado de esta manera muy pocas personas.

¿Cómo se ponderan los votos?

Una vez que finalice el plazo para verificar el teléfono móvil, esa base de datos se trasladará a la empresa contratada para hacer posibles estas elecciones telemáticas. El voto de cada colectivo universitario tiene diferente peso y, así, el de los profesores permanentes supone el 55%; el de los estudiantes, el 25%; el de los profesores no permanentes, el 10% y, el del personal de administración y servicios, otro 10%. El sistema habilitado por la empresa pondera de manera automática cada votación para contemplar estos porcentajes.  

Fernández Teruelo recuerda, en todo caso, que pese a que el censo concreto para estas elecciones son 23.958 personas, suelen votar muchas menos y, dentro de los diferentes colectivos, el del estudiantado es el que menos se moviliza. En las elecciones de 2016, de hecho, hubo récord histórico de participación del alumnado ya que votaron unos 4.000 estudiantes, casi el 20% del total.

En el resto de colectivos, y ya se aprecia en los porcentajes de quienes han verificado sus móviles para votar, la participación en anteriores elecciones oscila entre el 90% del profesorado permanente, en torno al 70 y 75% del personal de administración y servicios y aproximadamente el 55% del profesorado no permanente. «Estaremos entre 4.000 y 6.000 votantes, normalmente venían siendo unos 5.000», recuerda Fernández Teruelo.

¿Cuál será el siguiente paso para poder votar?

El jueves, 11 de febrero, todas las personas que estén en el censo y que hayan verificado su móvil, recibirán un correo en la cuenta corporativa de la que dispone toda la comunidad universitaria. «Lo primero que recibirán es un código de usuario formado por números y letras que es necesario para votar. Lo siguiente es un link que tienen que pinchar para conseguir un pin introduciendo ese código de usuario y su número de DNI», explica Fernández Teruelo. El pin llegará en menos de un minuto a través de un sms en el móvil.

¿Cuánto tiempo se tarda en emitir el voto?

El viernes, 12 de febrero, se podrá votar entre las 10 y las 19 horas. Para hacerlo, en el mismo correo que los electores recibían el día anterior bastará con pinchar en un segundo enlace que les llevará a la pantalla de la página que la empresa ha habilitado para votar. Tras introducir el código de usuario recibido en el correo y el pin enviado por sms al móvil, aparecerán las tres opciones de voto: los dos candidatos en liza, el actual rector Santiago García Granda y el catedrático de Derecho Constitucional Ignacio Villaverde, y el voto en blanco.

Tras seleccionar la opción elegida, el sistema pedirá una confirmación e incluso permitirá obtener un recibo de voto, que es una acreditación digital de que se ha votado, no de a quién se ha votado. «El tiempo de votación está estimado en un minuto más o menos», indica Fernández Teruelo, que, en cuanto a los resultados, matiza que una vez que finalicen las votaciones a las 19 horas se tendrán que contar a mano los -posiblemente pocos- votos de quienes no hayan usado un teléfono móvil para participar.

Pero en todo caso el recuento de los votos electrónicos es prácticamente automático y quedará resuelto en menos de 10 minutos, incluso cuatro o cinco solamente. El viernes será además el primer día de elecciones al Rectorado en el que bastará con una sola mesa electoral, en lugar de las 25 que se desplegaban en los anteriores comicios, para hacer un tedioso recuento que hasta ahora llegaba incluso a prolongarse hasta pasada la medianoche. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Recuento en menos de 10 minutos: el innovador sistema para elegir rector de la Universidad de Oviedo