El fútbol sala que elimina fronteras para mantenerse en bronce

El barreirense Toni Novo dirige al Boal, un conjunto asturiano repleto de talento mariñano


REDACCIÓN / LA VOZ

A priori, la pasión por el fútbol sala no es uno de los múltiples puntos de encuentro entre Galicia y Asturias. A Mariña prueba que al oeste del Eo se sitúa una de las regiones con mayor arraigo a este deporte, mientras que el Principado no tiene representación en las máximas categorías. El pequeño municipio de Boal, sin embargo, une fronteras para llevar años asentado como uno de los abanderados de la especialidad en tierras asturianas.

El exfutbolista barreirense Toni Novo dirige a «una plantilla joven» a la que recientemente se ha incorporado para aportar experiencia el viveirense Diego Pernas. «Nos ha dado un salto de calidad, tiene las mismas ganas e ilusión que cuando éramos compañeros, y hace mejores a los demás», explica sobre el último fichaje de un equipo que capitanea el focense Santi -que acumula diez goles- y en el que también militan los ex del Praias de Barreiros Samuel y David Becerra y los ribadenses Luis y Toni.

«Confeccionamos la plantilla casi desde cero este verano porque nos quitaron a muchos jugadores», explica el entrenador mariñano, que se incorporó al Boal, al que al principio también defendió como futbolista, poco antes del estallido de la pandemia. Desde hace un tiempo también cuenta con el respaldo de Juan Manuel Méndez Piñeirua para la preparación física. 

Difícil temporada

La experiencia está siendo dura por las peculiaridades de un curso marcado por el covid y también por los resultados. Hasta el momento solo sumaron seis puntos, aunque fueron contra los dos primeros clasificados, el Arroyo y el Guardo, hace apenas diez días. El pasado sábado también pusieron en apuros a otro de los cocos de su subgrupo, el Universidad de Valladolid, con el que llegaron 1-1 al descanso, pero terminaron perdiendo 5-1. «Desde la directiva nos dan confianza. Priorizan montar un equipo para muchos años, y en eso estamos. Si hay que descender, lo haremos, pero vamos a lucharlo», explica un Toni Novo que este sábado afronta en Boal un derbi asturiano vital contra el colista, San Cucao. En todo Asturias solo el Gijón Playas está por delante.

El que fuera goleador del Puerto Celeiro, Melilla o Granada, entre otros, tiene claro que deben crecer desde un modelo atractivo. «Somos un equipo que va arriba. Queremos jugar al fútbol sala, no nos encerramos contra nadie. Es lo que nos pedía Quico (Otero) en el Puerto Celeiro, con Thiago Pezao o Leo Carioca. Íbamos a la cancha de equipazos como el Tres Cantos a jugar de tú a tú», subrayó Toni Novo, que podría reencontrarse con su maestro en la segunda fase de Segunda B, con la permanencia en bronce de Xove y Boal a debate.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El fútbol sala que elimina fronteras para mantenerse en bronce