Así explica un directivo de Liberbank su relación con Ausbanc

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

Liberbank
Liberbank J.L.Cereijido

«Nos hacía mucho daño pero no me sentí amenazado», reconoce. El banco asturiano pagó más de un millón a la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios

22 feb 2021 . Actualizado a las 17:32 h.

El responsable de la asesoría jurídica de Liberbank Carlos R.V. ha testificado en el juicio que la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) les hacía «mucho daño» pero ha aclarado que no se sintió amenazado por su presidente, Luis Pineda, al negociar con él acuerdos extrajudiciales y publicitarios.

La Audiencia Nacional ha reanudado el juicio a Luis Pineda, al secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad, y a otros ocho acusados, por los que los dos primeros se enfrentan a peticiones del fiscal de 118 años y cinco meses y casi 25 años de prisión, respectivamente, por integrar una supuesta trama de extorsión. Están acusados de extorsionar a bancos, cajas de ahorros y empresas para no publicar informaciones desfavorables y para retirar acusaciones en causas judiciales, como la seguida contra la infanta Cristina en el caso Nóos, a cambio de importantes cantidades de dinero camufladas con convenios de publicidad en publicaciones de la asociación o en la compra de sus informes trimestrales.

Carlos R.V. ha explicado que Liberbank acordó en 2013 el pago de más de un millón de euros a Ausbanc en ejecución de un convenio extrajudicial con clientes que demandaron o iban a demandar a la entidad bancaria por la inclusión en sus hipotecas de la cláusula suelo, que había sido declarada abusiva por los tribunales. Ha aclarado que Liberbank entregaba el dinero a Ausbanc pero no entraba en la forma en la que la asociación negociaba con los usuarios a los que representaba y ha recordado que algunos clientes terminaron demandando a la entidad bancaria porque consideraban insuficiente el dinero que habían recibido tras dicho pacto.