Más de 15.000 solicitudes para las ayudas del fondo covid de Asturias

«Se está haciendo lo posible para llegar cuanto antes a los afectados», indica Barbón

El presidente del Principado, Adrián Barbón, en la Junta
El presidente del Principado, Adrián Barbón, en la Junta

Redaccion

Más de 15.000 de los 23.500 posibles beneficiarios del fondo covid han reclamado ya sus ayudas desde que el pasado 16 de febrero se lanzase la primera convocatoria, según ha señalado hoy el presidente del Principado, Adrián Barbón, que ha asegurado que los 100 millones de los que está dotado deben y tienen que agotarse en su totalidad para respaldar a los sectores más afectados por la pandemia.

Barbón se ha mostrado también seguro de que el conjunto de medidas adoptadas en Asturias, como los cierres perimetrales selectivos, han demostrado su eficacia y ha cuestionado a quienes «hacen llamamientos a la irresponsabilidad o tratan de forzar y presionar al Principado» para que abran sus concejos.

«Yo lo que haría sería implicarme al máximo para controlar la situación epidemiológica en mi concejo y abrir lo antes posible», ha señalado a las críticas desatadas a raíz de las decisiones adoptadas por las autoridades sanitarias al plantear la reducción del nivel de alerta en Oviedo y Siero.

Barbón ha respondido hoy en el pleno de la Junta General del Principado a dos preguntas de la oposición sobre la pandemia, una en la que la portavoz de Ciudadanos, Susana Fernández, que se interesaba por las medidas previstas para garantizar que el fondo de rescate llegue al mayor número de asturianos, y otra en la que el secretario general de Foro, Adrián Pumares, preguntaba por las medidas que se están demostrando más efectivas para frenar el coronavirus.

Según Fernández, el presidente está incumpliendo su promesa de que no se iba a dejar a nadie atrás ya que se está viendo cómo aprueba medidas restrictivas «a la velocidad de la luz», y en muchos casos «enrevesadas y que no son capaces de explicar», lo que contrasta con la «parsimonia» con la que se están dando las ayuda a hosteleros, comerciantes o autónomos.

Ha advertido de que, de los más de 33 millones de euros que se destinaron al finales de 2020 a paliar los efectos de la segunda ola de la pandemia, se dejaron sin gastar 11 millones -«quizás no los querían realmente gastar»- y ha recriminado al Ejecutivo autonómico que se escude en que está haciendo consultas jurídicas para no dar las ayudas a los empresarios que tienen deudas con Hacienda por culpa de esta crisis.

Barbón, por su parte, ha insistido en que «se está haciendo todo lo posible para llegar lo antes posible a los afectados», que los tiempos y cantidades son similares a los que se dan en otras comunidades autónomas como la gallega, y que lo están haciendo dentro del marco que permite la normativa vigente.

En ese sentido, ha señalado que con el decreto de ayudas del Principado parece que no es posible dar subvenciones a las pymes y autónomos que mantengan deudas con las administraciones públicas, que por eso se ha hecho una consulta formal al Ministerio de Hacienda y que, en ningún caso, van a saltarse la ley o adoptar decisiones que puedan conllevar consecuencias penales.

Ante las críticas de Pumares a los cierres perimetrales y las restricciones a la hostelería, el presidente asturiano, con un gráfico de la evolución de la incidencia acumulada en Asturias, ha afirmado que las decisiones adoptadas por su Ejecutivo «han demostrado su eficacia» y permitido que el pico de 655 casos alcanzado el 2 de febrero fuese muy inferior al registrado a nivel nacional y en muchas autonomías que rozaron o superaron el millar.

Para el presidente asturiano, la menor movilidad e interacción se han demostrado esenciales para reducir los contagios y en ese contexto ha defendido el sistema cuatro plus (4+) que se ha implantado en Asturias para controlar la tercera ola mediante cierres selectivos.

Este modelo, ha añadido, ha sido menos gravoso para la gran mayoría de los 78 concejos asturianos ya que, desde su puesta en marcha, solo en 20 municipios se han aplicado en algún momento las mayores restricciones, como el cierre del interior de bares o la prohibición de reunión de más de cuatro personas.

No obstante, ha advertido de que los concejos deben de saber que Asturias sigue en una situación de «riesgo extremo» y que, igual que se sale del nivel 4+ se puede volver a entrar.

Barbón también ha afeado las críticas de la portavoz del PP, Teresa Mallada, al Gobierno por centrarse únicamente en la gestión de la pandemia, lo que, a juicio de Barbón, significa «no estar cerca de la realidad».

«Da la sensación de que usted cuando habla de la pandemia pierde de vista que hablamos de enfermedades y de muertes. Le pido que haga planteamientos, pero no ataque al Gobierno de Asturias por centrase en la lucha sanitaria», ha apuntado.

Asimismo, en respuesta a otra pregunta de la portavoz de IU, Ángela Vallina, sobre las medidas que tiene previsto adoptar para revertir el incremento de la siniestralidad laboral, ha advertido de que la pandemia del coronavirus ha sido, además de una crisis sanitaria, una «amenaza» para la seguridad laboral de los trabajadores asturianos y ha garantizado el compromiso de su Gobierno para seguir combatiendo la siniestralidad en el marco laboral.

«Como ha ocurrido con el coronavirus parece que nos acostumbramos a hablar de cientos de muertos y no nos podemos acostumbrar a ellos como tampoco vamos a aceptar como algo normal el incremento de la siniestralidad laboral», ha apuntado el jefe del Ejecutivo.

Tras calificar de «dramático» el inicio de año en Asturias, con seis trabajadores fallecidos desde que comenzó 2021 a los que ha mencionado por su nombre, el presidente ha admitido que en el último año la pandemia ha contribuido a ocultar «la lucha» contra los accidentes en el trabajo «o ha facilitado que no sea todo lo intensa que debiera».

No obstante, ha recordado que ya en julio de 2020, meses después de iniciada la pandemia, se acordó retomar el plan de choque contra la siniestralidad laboral y de retomar las visitas de la Inspección de Trabajo a las empresas y que a finales de año el Gobierno optó por renovar durante un año más el Plan Estratégico de Salud Laboral al concluir su vigencia.

En este ámbito ha asegurado además que los acuerdos de concertación alcanzados con patronal y sindicatos son «un elemento tractor» de la política del Ejecutivo y ha recordado que incluyen cuestiones como el refuerzo del Instituto Asturiano de Riesgos Laborales o el impulso a los planes de formación en las empresas.

Para la portavoz de la coalición, resulta necesario impulsar un plan contra esta lacra «más ambicioso» que el pactado con patronal y sindicatos y que incluya los riesgos psicosociales derivados del trabajo y acrecentados, ha subrayado, por la precariedad laboral que incrementa «de forma exponencial» el riesgo de sufrir un accidente laboral.

Vallina ha exigido un cumplimiento estricto de la Ley de Riesgos Laborales, dotar con más medios a la Inspección de Trabajo e incrementar las sanciones que se aplican después de que quince trabajadores fallecieran en 2020 en Asturias, doce de ellos entre enero y julio pese al confinamiento general que se llevó a cabo en buena parte de ese semestre, informa Efe.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Más de 15.000 solicitudes para las ayudas del fondo covid de Asturias