Un vecino de Mieres acepta 9 años por maltrato y abuso sexual a su mujer y por pegar a su hija

Durante los 20 años de matrimonio, según las acusaciones, siempre se dirigía a su esposa con insultos, amenazándola de muerte a ella y a sus dos hijas o metiéndola bajo la ducha con agua fría y golpeándola

Juzgados de la Audiencia Provincial de Oviedo
Juzgados de la Audiencia Provincial de Oviedo

Redaccion

El vecino de Mieres acusado de maltratar de forma habitual y abusar sexualmente de su esposa y de pegar a la hija de ambos cuando era menor ha admitido una pena de nueve años, tres meses y ocho días de prisión y seis años de libertad vigilada tras reconocer los hechos en la Audiencia Provincial de Oviedo.

A preguntas de la Fiscalía, el acusado únicamente se ha limitado a decir que admite las imputaciones y «no tiene más que declarar» tras comprometerse a indemnizar a su mujer con 12.000 euros por los daños morales y las lesiones causadas.

La Fiscalía ha rebajado la petición inicial de 23 años de cárcel al considerar que el acusado, en el momento de cometer los hechos, tenía sus facultades de entender y tener mermadas «de forma severa» a causa del previo consumo de alcohol y cocaína, por lo que le ha aplicado la eximente incompleta de intoxicación.

La abogada de la acusación particular, Verónica Alba, que solicitaba inicialmente 30 años de cárcel, se ha adherido finalmente a la tesis de la Fiscalía, a la que se ha mostrado conforme el abogado defensor, Leandro García, quien pedía en un principio la libre absolución.

Según el relato de las acusaciones, el procesado, que estuvo casado 20 años, siempre se dirigía a su mujer con insultos, la amenazaba de muerte a ella y a sus dos hijas, una de ellas en común y era habitual que la metiera bajo la ducha con agua fría, la golpeara y le tirara del pelo.

Durante su convivencia, entre 2016 y 2017 también abusó de la mujer e incluso le tiró dinero «para humillarla», según las acusaciones.

Cuando la hija de la mujer tenía 17 años, el procesado la encontró un día en la calle y la arrastró por el pelo hasta la casa, donde le dio un puñetazo y la abofeteó. Tras este episodio, la mujer y su hija abandonaron el domicilio familiar.

Las acusaciones imputaron al acusado un delito de maltrato habitual, cuatro delitos de lesiones en el ámbito familiar, uno de ellos hacia la hija, otros dos delitos de amenazas en el ámbito familiar y dos delitos de abusos sexuales con la agravante de parentesco.

El acusado ha aceptado las órdenes de alejamiento a las dos víctimas, a menos de 500 metros, informa Efe.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Un vecino de Mieres acepta 9 años por maltrato y abuso sexual a su mujer y por pegar a su hija