«Asturias tiene particularidades que la hacen menos competitiva para captar y fidelizar a los médicos»

Luis Antuña, el recién nombrado presidente del Colegio de Médicos, asume el cargo con el objetivo de relanzar la institución y que esta lidere todas las cuestiones relativas a la profesión médica

Luis Antuña, presidente del Colegio de Médicos de Asturias
Luis Antuña, presidente del Colegio de Médicos de Asturias

Luis Antuña Montes (Gijón, 1969) es desde 2012 el Jefe del Servicio de Urgencias del HUCA y desde hace unos días el nuevo presidente del Colegio Oficial de Médicos de Asturias, un cargo que asume con «una gran responsabilidad» y con muchas ganas de relanzar la institución. Tal es así que su objetivo, señala, es «construir un colegio donde todos (los médicos) se sientan identificados». Antuña se licenció en Medicina en la Universidad de Oviedo y realizó la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria en el área sanitaria IV y en el HUCA, aunque precisa que casi toda su carrera profesional la desarrolló en el servicio de Urgencias de dicho hospital. Aunque es defensor confeso de la sanidad pública, no es partidario de exigir exclusividad a los profesionales de la sanidad. Eso sí, apunta en la entrevista que le ha concedido a La Voz de Asturias que «cuanto mejor sanidad pública tengamos menos necesidad tendrán los ciudadanos de acudir a la medicina privada». Así, considera fundamental «retomar cuanto antes toda la actividad habitual y disminuir el impacto de la pandemia en los pacientes no Covid».

-Dos décadas llevaba el Colegio de Médicos sin elecciones, ¿se puede hablar de estancamiento de la institución? ¿A qué lo achaca en una institución tan relevante?

-Lo que es evidente es que en los últimos años el Colegio no resultó atractivo para los médicos. Existe una desafección sobre todo en los médicos más jóvenes, bien por desconocimiento o bien porque no se sentían identificados con el Colegio.

-¿Cómo se siente o qué le supone haber ganado las elecciones celebradas hace unos días?

-En primer lugar atareado y a partir de ahí, lo que sentimos todos los miembros de la Junta Directiva es una gran responsabilidad y unas ganas enormes de responder a las expectativas que hemos generado.

-¿Cuál fue su motivación para presentarse como candidato a presidir el Colegio de Médicos?

-En lo personal siempre he tenido inquietudes en todo lo relacionado con la participación social. En lo profesional surgió de repente la posibilidad de presentar una candidatura y un grupo de personas entendimos que podíamos aportar algo.

-¿Cuáles son sus propuestas y objetivos para el mandato que ahora comienza al frente del Colegio de Médicos?

-Quiero que el Colegio de Médicos lidere todas las cuestiones relativas a la profesión médica y con esto conseguir resituar al médico al lado del paciente en el centro de la organización sanitaria. Intentaremos abrir el Colegio, enseñar el Colegio actual a los colegiados y consultarles qué Colegio quieren para el futuro. Se trata de construir un Colegio donde todos se sientan identificados.

-En general, ¿cómo valora la situación de los médicos en Asturias?

-No difiere mucho de la situación de los médicos en el resto del país pero entiendo que tenemos particularidades que hacen que Asturias sea menos competitiva a la hora de captar y fidelizar a los médicos.

-El éxodo de profesionales de la sanidad de nuestra región a otras comunidades autónomas o a otros países es una realidad ¿cómo se debe o se puede abordar esa cuestión cuando en estos tiempos de pandemia Asturias ha sufrido la escasez de personal?

-La escasez de personal se ha producido en toda España y en una situación tan excepcional es esperable. Debemos evaluar nuestras necesidades una vez resuelta la pandemia. A partir de ahí, insisto, es que hay condiciones profesionales y laborales en Asturias que la hacen menos competitiva que algunas comunidades de nuestro entorno y que otros países de la Unión Europea.

-Hablando de pandemia, ¿qué valoración hace de la gestión de la misma, tanto en el ámbito autonómico como en el nacional, desde el punto de vista médico?

-Desde el punto de vista organizativo la respuesta global en el ámbito autonómico estuvo por encima del ámbito estatal. Y desde el punto de vista profesional la incertidumbre y el desconocimiento del comportamiento del virus en los estadios iniciales de la pandemia provocó situaciones de desconcierto en el estamento médico.

-¿Podría o debería haber jugado el Colegio de Médicos un papel activo y de colaboración en la gestión de esta crisis sanitaria?

-No me atrevería a asegurar que el Colegio de Médicos de Asturias durante esta pandemia no jugó algún papel. Ahora bien, mi proyecto es que a partir de ahora el Colegio de Médicos lidere todo lo relacionado con la profesión médica, incluido la respuesta a futuras situaciones excepcionales. Y, además, este liderazgo debe ser visualizado por los médicos.

-La Covid-19 ha implantado la teleconsulta, es decir, consultas que se pasan por vía telefónica ¿Qué encaje le ve a esta forma de atender a los pacientes cuando pase la pandemia? Al igual que dicen del teletrabajo, ¿ha venido para quedarse?

-La consulta telefónica ya existía antes de la pandemia. Lo que ha hecho la pandemia es generalizarla. Cuando finalice la pandemia debería de volver a utilizarse en situaciones concretas. La esencia del acto médico es la relación personal médico-paciente. Si ponemos a la tecnología de muro entre los pacientes y los médicos reducimos notablemente la posibilidad de curar.

-En estos días se conocía que en el último año se han incrementado las contrataciones de seguros de salud privados, en parte, por el aplazamiento de consultas y pruebas diagnósticas que se ha producido en la sanidad pública a raíz de la pandemia ¿Cuál es su opinión al respecto? ¿Considera que ha seguido habiendo una buena atención de la sanidad pública en este último año?

-Esa es otra de las consecuencias de la pandemia, todo lo que hemos tenido que dejar de hacer para ocuparnos de los pacientes Covid. Se ha atendido lo más urgente y los pacientes con patologías graves, pero nuestro objetivo ahora debe ser retomar cuanto antes toda la actividad habitual y disminuir el impacto de la pandemia en los pacientes no Covid.

-Hay profesionales de la medicina que ejercen en la sanidad pública y en la privada ¿Cómo entiende que ha de ser esa convivencia? ¿Ve necesario que haya exclusividad hacia un ámbito o hacia otro?

-No soy partidario de exigir una exclusividad en la medicina pública, creo que pueden coexistir perfectamente los dos tipos de atención. Soy un defensor de la sanidad pública. Cuanto mejor sanidad pública tengamos menos necesidad tendrán los ciudadanos de acudir a la medicina privada.

-En los momentos críticos de la pandemia se planteó la posibilidad de reincorporar a médicos retirados ante la saturación o contagio de sus colegas en activo ¿cabe replantearse el papel que deben jugar los profesionales jubilados visto lo visto con la Covid-19?

-La pandemia es una situación excepcional que admite soluciones excepcionales. Lo que no parece razonable es obligar a los médicos a jubilarse antes de los 70 años. Creo que es momento de lanzar un mensaje de optimismo a la ciudadanía con respecto a la situación tan traumática que supone la pandemia y a la vez un mensaje de responsabilidad y sensatez. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

«Asturias tiene particularidades que la hacen menos competitiva para captar y fidelizar a los médicos»