Así es la fórmula para impulsar la oficialidad del asturiano esta legislatura

La Consejería de Cultura avanza que una ley fijará el alcance de su regulación más allá de la reforma del estatuto


El Gobierno del Principado baraja la posibilidad, de cara a la declaración de la oficialidad del asturiano que se ha comprometido a impulsar esta legislatura, que la necesaria reforma estatutaria para aprobarla no regule el alcance de la misma y que una ley posterior fije el marco legal, la regulación del uso de las lenguas o su implantación progresiva.

Así figura en la respuesta de la consejera de Cultura, Berta Piñán, a una pregunta por escrito del diputado y secretario general del PP de Asturias, Álvaro Queipo, en la que pedía conocer qué entiende el Ejecutivo por «cooficialidad amable» y en qué se diferencia de cualquier otro tipo de cooficialidad lingüística.

En su respuesta, la consejera recuerda que el actual Estatuto señala que el asturiano -«bajo la denominación erudita de bable»- gozará de protección y que se promoverá su uso, su difusión en los medios de comunicación y su enseñanza respetando las variantes locales y la voluntariedad en su aprendizaje y añade que una ley, aprobada ya en 1998, regulará su uso y promoción.

Además, incide en que la imprescindible reforma estatutaria debería aprobarse en el parlamento autonómico (por una mayoría reforzada de 27 de sus 45 escaños) y ser ratificada posteriormente por mayoría absoluta por las Cortes Generales.

Según la titular de Cultura, «sería posible que la declaración estatutaria de oficialidad no regulase el alcance de la misma» y que se remitiese a una futura ley en la que se determinaría el marco legal de actuación, la regulación del uso de las lenguas o el carácter progresivo de su implantación por lo que sería el parlamento autonómico «quien determinaría el tipo de cooficialidad que se aplicaría a las lenguas oficiales».

Piñán incide en que cuando se habla de cooficialidad «nadie se está refiriendo a un modelo estándar de aplicación» dado que en España «no hay una única oficialidad» y que cada comunidad autónoma en la que conviven dos o más lenguas la reguló y aplicó «de muy distinta manera».

Así, apunta, la cooficialidad del euskera no se aplica igual en el País Vasco que en Navarra «y en esta comunidad es distinta la cooficialidad que promovieron los diferentes gobiernos» y añade que también hay notables diferentes entre la cooficialidad del catalán «en Cataluña, en la Comunidad Valencia o en Baleares, y en estas dos comunidades entre la que aplicaron los gobiernos del PP y la que se está llevando a cabo en la actualidad».

«No tiene nada que ver la oficialidad del gallego con la del euskera, la del valenciano, la del aranés, etc. Cada comunidad autónoma regula su régimen lingüístico atendiendo a su realidad sociolingüística, sociopolítica y económica», añade.

En este sentido, la consejera apunta que «si el concepto de oficialidad no es unívoco, el de oficialidad amable referido por este Gobierno tampoco» y que su intención es referirse es «recoger el espíritu» con el que entienden que se debe afrontar el proceso de determinación de las lenguas propias por parte del parlamento, «un espíritu de diálogo y de búsqueda del mayor consenso posible».

Tras el cambio de postura aprobado por la FSA-PSOE en su último Congreso, actualmente apoyan la oficialidad del asturiano 26 de los 45 diputados, lo que suman los votos del grupo socialista, el de Podemos y el de IU -uno menos de los necesarios para reformar el Estatuto- mientras que rechazan esta medida los 17 diputados de PP, Ciudadanos y Vox.

Foro, cuya postura sobre este asunto condicionaba la oficialidad a la existencia de un consenso suficiente en la sociedad asturiana, se encuentra actualmente dividido con cada uno de sus diputados adscritos a las dos corrientes en que se ha dividido el partido.

Así, mientras Pedro Leal, al que la dirección de Foro ha expulsado del partido aunque sigue formando parte de su grupo parlamentario, mantiene su rechazo a la oficialidad, el parlamentario y secretario general de la formación, Adrián Pumares, ha señalado ya que a título personal la apoya y que trasladará el debate sobre esta cuestión a la Junta Directiva; según informó EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Así es la fórmula para impulsar la oficialidad del asturiano esta legislatura