Los veterinarios denuncian criterios de vacunación incoherentes

El sindicato profesional ha reclamado un proceso homogéneo para evitar situaciones absurdas y peligrosas para la salud pública

Vacunas contra el coronavirus que se inoculan en el Palacio de Exposiciones de La Magdalena, en Avilés.
Vacunas contra el coronavirus que se inoculan en el Palacio de Exposiciones de La Magdalena, en Avilés.

El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias ha registrado un documento dirigido al Consejero de Salud, al Director General de Salud Pública y a los Consejos de Seguridad y Salud de las Consejerías de Salud, de Medio Rural y Cohesión Territorial y de Administración Autonómica y Medio Ambiente, para que se siga un patrón homogéneo de alta prioridad en la vacunación de todos los veterinarios de la Administración y de la clínica privada.

Desde el Sindicato aseguran que en la actualidad están ocurriendo situaciones absurdas y peligrosas para la salud pública y la de los propios facultativos veterinarios.

Así indican que los veterinarios pertenecientes a la Consejería de Salud se han vacunado o no dependiendo, no de sus funciones, sino del local donde trabajan. Aquellos que tienen su puesto en un centro de salud junto con otros sanitarios asistenciales han sido vacunados en último lugar, por detrás incluso del personal de limpieza. Aquellos que tienen su puesto en otros edificios, o también en centros de salud pero que no están en las mismas dependencias que el personal asistencial, aún no han sido vacunados, incluso en los casos en que el trabajador es considerado de un grupo de riesgo.

Aseguran además que a este desorden hay que sumar que los veterinarios de las consejerías de Medio Rural y Medio Ambiente tampoco han sido vacunados independientemente de que en su puesto tengan labores de control e inspección frente a zoonosis comunes, seguridad alimentaria o la propia Covid-19.

«La falta de vacunación de estos sanitarios con funciones tan importantes en establecimientos tan delicados, crea importantes riesgos laborales y de salud pública, que además son evitables e innecesarios», aseguran.

Explican además que por otro lado, en el ámbito privado, el Colegio ha anunciado que los facultativos en ejercicio se incluirán en el grupo 3c, tal y como anunció el Ministerio de Sanidad el pasado 1 de marzo, y no en el 3b como correspondería a la profesión en el ejercicio clínico por su labor esencial de protección de la salud pública.

Pero es que, además, realizando las mismas funciones los mayores y los menores de 55 años, sólo se vacunará, por ahora, a los menores de 55 años, con lo que el grupo de mayor riesgo quedaría sin vacunar.

Por todo ello, el sindicato ha solicitado que la totalidad de los veterinarios que ejerzan funciones de control e inspección frente a la Covid, o en el campo de la seguridad alimentaria, sean vacunados en el grupo 2 junto con otros sanitarios de primera línea; según recogió Europa Press.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los veterinarios denuncian criterios de vacunación incoherentes