Francisco Parra, bioquímico: «Con una cobertura vacunal suficiente, en uno o dos años, la vida de las personas adquirirá una cierta normalidad»

Carmen Liedo REDACCIÓN

ASTURIAS

Francisco Parra, catedrático de Bioquímica y director del Instituto Universitario de Biotecnología de Asturias
Francisco Parra, catedrático de Bioquímica y director del Instituto Universitario de Biotecnología de Asturias

Francisco Parra, catedrático de Bioquímica y director del Instituto Universitario de Biotecnología de Asturias, advierte que «mientras haya un riesgo infeccioso elevado, conviene que todo el mundo adopte las mismas medidas de seguridad»

16 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Francisco Parra Fernández, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular, dirige desde hace aproximadamente 30 años el grupo de investigación de «Virología y Parasitología Molecular» de la Universidad de Oviedo, acreditado por la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación). Durante estas tres décadas ha estudiado virus y otros parásitos de los animales o del hombre con la finalidad de producir o mejorar los diagnósticos, para buscar antivirales o diseñar y producir vacunas más baratas y efectivas frente a las enfermedades que ocasionan. En lo que concierne a los virus, su grupo ha estudiado muchos tipos, tanto con genoma de DNA como de RNA, incluyendo a los coronavirus. Desde el año 2017 es el director del Instituto Universitario de Biotecnología de Asturias (IUBA) que agrupa a más de 40 doctores agrupados en aproximadamente 15 grupos de investigación. En la actualidad solamente unos pocos, incluido el suyo, realiza estudios relacionados con la Covid-19.

-Hace un año que el mundo vive bajo esta situación de pandemia provocada por el virus SARS-CoV 2 ¿con qué lecturas o aprendizajes tenemos que quedarnos de esta crisis sanitaria?

-Sin duda alguna deberíamos haber aprendido lo importante que es tener un buen sistema de salud, una investigación potente y una industria sanitaria con capacidad de enfrentarse a desafíos como el de la Covid-19. No me da la sensación de que estemos tomando nota de todo esto, al menos si nos fijamos en lo poco o nada que se está haciendo para fortalecer la investigación. Asturias y España siguen sin aumentar su inversión en apoyar la investigación, en todo tipo de campos, no solamente en el área biosanitaria. Sin una investigación potente no estaremos preparados para enfrentarnos a los retos, sanitarios y de otro tipo, que nos esperan en el futuro.