Otros dos rescates de montaña en Morcín y Somiedo en menos de media hora

Un escalador resultó herido tras una caída desde unos 4 metros y, en el segundo caso, otro excursionista fue rescatado ileso junto a su perro tras resbalar y caer de unos 30 metros en un nevero

Helicóptero del SEPA
Helicóptero del SEPA

Oviedo

Dos nuevos rescates de montaña en Asturias con apenas media hora de diferencia. En el primero, un escalador de 51 años resultaba herido de pronóstico reservado tras sufrir una caída desde unos cuatro metros en Otura (Morcín), que le provocó, a expensas de nuevas pruebas médicas, un traumatismo torácico y otro pélvico. En el segundo rescate, otro excursionista, acompañado por su perro, resbaló y se cayó de unos 30 metros en un nevero de Somiedo, quedándose en el saliente de una pared cuando hacía una ruta junto a su pareja.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el primer aviso sobre el accidente en Morcín a las 13.24 horas y envió a la zona, en la que no había acceso rodado, a un equipo de bomberos y al grupo de rescate a bordo del helicóptero medicalizado.

Tras acceder al accidentado mediante la ejecución de sendas operaciones de grúa, el equipo de rescate lo estabilizó e inmovilizó antes de sacarlo en camilla mediante una operación de grúa y evacuarlo en helicóptero hasta un punto en la Foz de Morcín, donde esperaba una ambulancia que lo traslado al Hospital Universitario Central de Asturias.

Después de regresar a la base de La Morgal para efectuar un repostaje, el helicóptero tuvo que desplazarse a Somiedo para atender otro accidente, del que se dio aviso a las 13.49 horas, porque un varón había resbalado y se encontraba en el saliente de una pared. Se trataba de una pareja que estaba haciendo una ruta en los lagos de Saliencia, en Somiedo. 

Una vez en la zona, el Grupo de Rescate se encontró con una persona, una mujer, en el camino y en un saliente, en la nieve un varón y un perro. Al parecer la pareja y el perro estaban haciendo una ruta, cuando en una zona de un nevero, el varón sufrió una caída de unos 30 metros, junto al perro. El hombre se encontraba en un saliente, en una especie de repisa, en la nieve y no podía salir de la zona, y el perro estaba unos 15 metros por encima de él. Equipado con crampones y piolet para caminar por la nieve, un bombero-rescatador accedió hasta el perro y tras cogerlo de la correa pudo sacar al animal del nevero. 

A continuación, el bombero-rescatador repitió la operación para acceder hasta el varón, que se encontraba bien y solo presentaba una pequeña quemadura en una mano. Para evacuarles se desplegaron entre 15 y  20 metros de cable y, una vez a bordo del helicóptero, fueron trasladados hasta el primer lago de Saliencia. El equipo de rescate dio por finalizada la intervención a su llegada a base, pasadas las cinco de la tarde.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

Otros dos rescates de montaña en Morcín y Somiedo en menos de media hora