Una asturiana vacunada de AstraZeneca sufre una trombosis

La mujer, de 55 años, está ingresada en el Álvarez Buylla de Mieres y «se encuentra bien»

Viales de la vacuna de AstraZeneca
Viales de la vacuna de AstraZeneca

La Consejería de Salud ha confirmado que una mujer de 55 años que recibió la vacuna de AstraZeneca en Asturias sufrió trombosis, en concreto un ictus, y se encuentra ingresada en el Hospital Álvarez-Buylla de Mieres. Fuentes de Salud señalaron que la mujer sufrió un trombo aunque «se encuentra bien» y que «siguiendo el protocolo habitual se está estudiando si hay una vinculación o relación con la vacuna».

El protocolo de seguimiento de los casos de AstraZeneca ya fue anunciado por el consejero de Salud, Pablo Fernández, después de que se reanudar la administración de esta vacuna, que estuvo paralizada varios días en varios países europeos. Tras la reunión de Interterritorial de consejeros el 18 de marzo, el responsable de departamento asturiano indicó que la Agencia Europea del Medicamento había respaldado su seguridad y que, en todo caso, al retomar las aplicaciones en Asturias habría una advertencia específica de atención a los sanitarios para el seguimiento de cualquier síntoma relacionado con estos casos en los 14 días posteriores a la administración.

Con todo, las fuentes de la Consejería de Salud insistieron en que la paciente «se encuentra bien».

Tras la interrupción en varios países europeos, la Agencia Europea del Medicamento concluyó a mediados de marzo que «el balance beneficio-riesgo de la vacuna sigue siendo favorable por lo que recomienda continuar con la vacunación», según explicó el consejero asturiano. Son muy pocos casos, algo más de 20 entre millones de personas, pero graves, especialmente en mujeres y un tramo de edad inferior a los 55 años.

De las cerca de 250.000 dosis administradas en Asturias desde que se inició la campaña de vacunación el pasado mes de diciembre, la gran mayoría, 207.275 se corresponden a las de Pfizer, aunque desde que volvió a autorizarse el uso de la de AstraZeneca se ha incrementado el uso de la proporcionada por este laboratorio, de la que ya se han inyectado 24.837 -más de 14.000 en los últimos diez días- mientras que de la de Moderna se han utilizado 16.059.

La EMA dio luz verde a AstraZeneca por segunda vez tras casi dos semanas de investigación en las que  su comité de seguridad (PRAC) no pudo encontrar evidencias científicas que relacionaran como efecto secundario directo los casos de tromboembolismo, a mediados de marzo 25 casos en la Unión Europea donde se habían administrado ya siete millones de dosis. 

Según citó Efe entonces, la falta de evidencias llevó al PRAC a concluir que «los beneficios de la vacuna a la hora de combatir la amenaza aún generalizada de la covid-19 (que en sí misma provoca problemas de coagulación y puede ser mortal) continúan superando el riesgo de efectos secundarios», y dio luz verde a los países que la habían suspendido a seguir inmunizando con ella a sus ciudadanos.

«El comité ha llegado a una conclusión científica clara. Esta es una vacuna segura y eficaz. Sus beneficios protegiendo a la gente de la covid-19, que tiene su propio riesgo de muerte y hospitalización, supera los posibles riesgos. El comité también concluyó que la vacuna no está asociada a un aumento del riesgo general de casos de trombosis o coágulos de sangre», confirmó la directora de la EMA, Emer Cooke, en una videoconferencia desde Ámsterdam. Durante la investigación, el PRAC detectó «un pequeño número de casos de trastornos de la coagulación raros e inusuales, pero muy serios, lo que dio pie a una revisión más centrada», pero Cooke subrayó que «en base a la evidencia disponible y tras días de evaluación profunda de resultados de laboratorio, informes clínicos y de autopsias y más datos de los ensayos clínicos, no se ha podido descartar de forma definitiva un vínculo entre estos casos y la vacuna».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Una asturiana vacunada de AstraZeneca sufre una trombosis