El efecto de la vacuna en las residencias asturianas: evita la muerte de 300 personas y caen los contagios el 88%

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

Imagen de una mujer en una residencia de ancianos
Imagen de una mujer en una residencia de ancianos Eduardo Parra | Europa Press

Los datos del Observatorio de la Salud recogen que desde el inicio de la pandemia fallecieron 1.025 usuarios de dichos centros sanitarios a consecuencia del coronavirus

06 abr 2021 . Actualizado a las 13:11 h.

El Observatorio de la Salud de Asturias (OBSA) constata en su último informe que la vacunación contra la covid-19 ha evitado más de 300 muertes por coronavirus en residencias de personas mayores en los últimos dos meses. En concreto, los fallecimientos se redujeron un 72% respecto a la primera ola. Además, el número de casos positivos en geriátricos asturianos ha disminuido un 88% respecto a la primera ola y un 67% en comparación con la segunda. 

El estudio del OBSA refleja, además, que desde el 29 de febrero de 2020 hasta el pasado miércoles, 31 de marzo de 2021, en Asturias se registraron 2.277 decesos por covid, 1.025 de ellos de personas con domicilio en una residencia. El 52,83% de los fallecidos son mujeres (1.203) y el 47,17% hombres (1.074). La edad media de las personas fallecidas se sitúa en 83,4 años. Sin embargo, si se analiza este indicador por sexos, es algo superior entre las mujeres (85,5) que entre los hombres (80,7). Además, únicamente el 3% de los decesos se produjo entre menores de 60 años y solo el 10% entre personas por debajo de los 70.

Los decesos de personas con domicilio en una residencia comenzaron a disminuir a partir de la tercera semana de este año por la campaña de inmunización, que se puso en marcha el 27 de diciembre. De hecho, el número de óbitos por coronavirus en centros geriátricos llegó a ser diez veces menor que el registrado fuera de ellos. No obstante, el decrecimiento se estanca en la octava semana y se mantiene estable hasta casi finales de marzo.