El peso de la furgoneta que descubrió el robo de casi media tonelada de cobre en Salas

Los agentes de la Guardia Civil interceptaron a los sospechos al ver que circulaban con la parte trasera muy baja


La Guardia Civil ha recuperado 400 kilos de cable de cobre que habían sido sustraídos en una nave ubicada en La Espina, en Salas, al interceptar una furgoneta en la que viajaban cuatro personas con edades comprendidas entre 20 y 45 años a las que se ha imputado un delito de hurto, según ha informado este jueves la Comandancia de Oviedo.

Los hechos ocurrieron el pasado martes cuando una patrulla de la Guardia Civil de Tineo interceptó la furgoneta cuando circulaba por las rotondas de salida a la N-634 en la localidad de Casazorrina y en dirección a Cornellana al observar que circulaba con la parte trasera muy baja.

Los agentes identificaron a sus cuatro ocupantes, que residen en las localidades de Avilés y Llanera, quienes no pudieron acreditar la procedencia de los 400 kilos de cable de cobre que transportaban.

Al no existir denuncias por su sustracción, los agentes incautaron temporalmente la carga, que dejaron en depósito en una nave del Ayuntamiento de Salas.

La investigación abierta por la Compañía de la Guardia Civil de Pravia permitió determinar que el cable de cobre había sido sustraído de una nave situada en La Espina-Salas que está en proceso de desmantelamiento y cuyo responsable denunció posteriormente su hurto.

La Guardia Civil de Salas ha trasladado las diligencias por un delito de hurto al Juzgado de Guardia de Grado; informó EFE.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El peso de la furgoneta que descubrió el robo de casi media tonelada de cobre en Salas