«Mi abuelo, que fundó Las BBB de Vegadeo, hizo muchos trajes para gente que emigró»

«Hubo épocas florecientes de vestidos de novia y comunión», recuerda José Yanes

José Yanes junto a su madre Josefina, también «protagonista» en Las BBB al continuar la saga
José Yanes junto a su madre Josefina, también «protagonista» en Las BBB al continuar la saga

vegadeo / la voz

Aunque emplazada en Vegadeo y ahora limitada a nivel de atención al público cuando toca cierre perimetral entre comunidades autónomas debido al covid, Las BBB ha sido siempre una referencia comercial a uno y otro lado del Eo, para gallegos y para asturianos. Casi a la par, porque señala el actual gerente, José Yanes, al frente de este veterano negocio familiar, el cliente de Galicia puede representar un «40%»: «Hay que darse cuenta que Vegadeo y la tienda están en el centro, entre A Coruña y Oviedo».

La empresa pasó por muchos obstáculos temporales, ya que al fundarse en 1934 aún quedaba la Guerra Civil. Y en 1969 la famosa riada en Vegadeo; Yanes tenía 4 años pero supo después que «se inundó todo y el agua pasaba del metro de altura. Yo me acuerdo vagamente, pero fuera un shock para todo el comercio y en tiempos más complicados que hoy», describe. El inicio de Las BBB tiene dos nombres propios, Leonardo Fernández y Clementina Blanco, sus abuelos: «Él sastre, ella cosía». De San Tirso de Abres llegaron a Vegadeo con su hija Josefina y ubicaron una tienda primero en la calle Palacio y después en el 19 de Empedrada. «Mi abuelo hizo muchos trajes para América, a gente que se iba a Argentina o Uruguay, en los años 40», rememora su nieto. De 1965 a 1969 su madre, modista y bordadora y su fuente de ánimo en la tienda, estuvo al frente de su negocio, Casa del Niño, «pero al morir mi abuelo se vino con mi abuela para Las BBB. Es más protagonista que él, porque fue la seguidora de la saga».

«La Feria de Stocks de Vegadeo es una de las más importantes del norte de España»

En marzo, Las BBB dedicó el mes a liquidación de ropa de invierno, pantalones y camisas. Es una tienda que, además, ofrece ropa desde la talla 36 a la 8XL, especiales y que hace que «venga gente del centro de Asturias y de media Galicia, cuando puede, porque no suelen encontrar tallas tan grandes».

-¿Si antes el comercio funcionaba como sastrería, actualmente cómo es su línea principal?

-Ahora es todo confección al cien por cien. En Las BBB también se vendió mucho vestido de novia y de comunión; hubo épocas muy florecientes. Hubo un noviembre en el que se vendieron 15 vestidos para 15 bodas. Actualmente, de calcetín para arriba, vendemos de todo. Es una tienda a la que puede venir toda la familia a vestirse.

-Y en Vegadeo, con un fuerte peso comercial hoy y siempre...

-Vegadeo en si es comercial. Siempre lo fue. Y fue un referente. Además de La Silvallana, la Feria de Stocks es una de las más importantes del norte de España.

-¿Cómo ha sido la adaptación a los tiempos del covid?

-No hubo más remedio que adaptarse. Va bien, pero tienes que tener más mercancía para vender menos, porque la gente pide variedad de tallas y colores. Ahora la gente compra diferente, igual se vende más ropa de casa... Pero estoy optimista, totalmente, porque pienso que el comercio de proximidad nunca va a morir, por mucho que venga el online, aunque hay que ir adaptándose a él. También, cuando apareció la televisión, parecía que la radio iba a morir... y no. Siempre ha habido obstáculos. Tenemos previsto abrir la tienda online de Las BBB, en breve. Seguiremos apostando por la tienda.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

«Mi abuelo, que fundó Las BBB de Vegadeo, hizo muchos trajes para gente que emigró»