Dolores Escudero: «Soy optimista, nos queda aguantar dos o tres meses»

ASTURIAS

Dolores Escudero es la coordinadora autonómica de la Unidad de Trasplantes de Asturias.Dolores Escudero es la coordinadora autonómica de la Unidad de Trasplantes de Asturias
Dolores Escudero es la coordinadora autonómica de la Unidad de Trasplantes de Asturias

La jefa de servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos del HUCA anima a tener confianza en las vacunas

25 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Pocos como Dolores Escudero, la jefa de servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), han visto tan cerca los estragos del coronavirus en el año de pandemia que ha sacudido el mundo entero. Pero, poco a poco, empieza a ver la luz después de las horas más oscuras. Con la experiencia acumulada pero sobre todo, con los avances en la campaña de vacunación.

-Estamos en una meseta de contagios ¿qué significa y cómo se nota en los hospitales?

-Nosotros ahora estamos mejor de lo que estábamos. Ahora mismo tengo 47 pacientes ingresado en la UCI polivalente de los que 29 son covid, eso es mucho menos de lo que llegamos a tener en el pico máximo de la segunda ola, entre el día 12 y el 16 de noviembre, que llegamos a tener 92 pacientes. Estamos en una meseta, es cierto, porque no acaba de mejorar tanto como esperábamos pero tampoco empeora tanto como se pensó que podría pasar después de Semana Santa, que iba a subir muchísimo. Yo diría que no estamos en una cuarta ola todavía, que tendría un ascenso muy brusco y luego una caída; lo que estamos viendo es más como una corriente continua de pacientes que están llegando pero a un ritmo asumible. Las expectativas que yo tengo se apoyan que estamos vacunando ya a muchísima gente, tenemos ya casi a un 30% con la primera dosis de la vacuna que, al cabo de siete días, empiezan a tener una inmunización muy aceptable. Suficiente para que, en caso de que contraigan la enfermedad, no sea tan grave como para ingresar en un hospital y si no se ingresa en el hospital tampoco se ingresa en la UCI. Como individuo te puede importar mucho coger el coronavirus y tener que estar siete días en casa con fiebre y con malestar pero si se rebaja la repercusión en los ingresos hospitalarios a mí me da bastante tranquilidad. En otros países donde ya tienen la vacunación mucho más avanzada, como Israel o el Reino Unido, se ha visto que a partir de tener un 30% de la población vacunada, aunque no se llegue al 70% que da la inmunidad de rebaño, se empieza a notar que caen drásticamente los contagios. Con esos argumentos puedo ser un poco optimista, nos queda aguantar dos o tres meses, completar la vacunación de 60 años en adelante, que es la población más vulnerable pero las expectativas son buenas.

-Con todo, la ocupación en UCI sigue alta, por encima del 20% ¿cómo es el perfil del paciente que ingresa ahora, es más joven?